Manifestaciones en El Aaiún y Smara durante la visita de Christopher Ross

Ahmed Chabi :

Instituciones marroquíes y activistas saharauis ofrecen diferentes datos de las movilizaciones acaecidas en El Aaiún y Smara durante la visita del enviado de la ONU, Christopher Ross.
Instituciones marroquíes y activistas saharauis ofrecen diferentes datos de las movilizaciones acaecidas en El Aaiún y Smara durante la visita del enviado de la ONU, Christopher Ross.

Alrededor de 400 personas salieron a las calles de El Aaiún y Smara lanzando piedras y cocteles molotov, así como cortando el acceso a las calles con neumáticos incendiados. Unos altercados que los manifestantes justifican con la exigencia de la libertad del Sáhara y que las fuerzas de seguridad marroquíes consideran una forma de llamar la atención y poner, de nuevo, en cuestión el respeto de los derechos humanos en Marruecos.
Estas manifestaciones, que coinciden con la visita del Enviado espacial al Sáhara del Secretariado General de Naciones Unidas, Christopher Ross, se han saldado con cinco heridos, todos ellos agentes de la seguridad nacional, según ha informado la agencia marroquí de información Map. Por su parte, los activistas saharauis hablan de centenares de heridos en su bando, consecuencia de ¨la brutal represión de la policía marroquí¨. Solo en la ciudad de Smara se cuentan 42 heridos. Información que desmiente la Wilaya de El Aaiún. ¨Ningún agente de policía ha irrumpido en casa de ningún saharaui¨, informó la Wilaya en un comunicado divulgado en la Map.
Según fuentes oficiales, estos altercados tenían el objetivo de perturbar la visita de Christopher Ross, quien se había reunido con el Gobernador de El Aaiún, así como con diversas organizaciones pro derechos humanos. ¨Ante las tentativas de provocación, las fuerzas de orden dieron prueba de responsabilidad y de contención, y actuaron en el respeto de las leyes en vigor¨, concluye el comunicado.

Los independistas exigen protección de los derechos humanos y recursos naturales
El Colectivo de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos (CODESA) aprovecho la visita de Bank Ki-Moon para solicitar que la ONU establezca un mecanismo para la observación y la protección de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, así como la liberación de los presos saharauis.
Por su parte, el Comité de Apoyo al Plan de Arreglo de las Naciones Unidas y la protección de los recursos naturales del Sáhara Occidental (CSPRON) entregó una carta a Ban Ki-Moon en la que se le pide que la ONU encuentre una solución, lo más rápida posible, al conflicto del Sáhara, una solución que, según CSPRON, debe garantizar el derecho del pueblo saharaui a la libre determinación.