Francia se vuelca con los dos periodistas asesinados en Malí

Ahmed Chabi :

El Gobierno francés ha reiterado que mantendrá y reforzará su presencia en Malí con el fin de reducir el terrorismo
El Gobierno francés ha reiterado que mantendrá y reforzará su presencia en Malí con el fin de reducir el terrorismo

Los cuerpos de los periodistas de Radio France International (RFI) Ghislaine Dupont y Claude Verlon, fallecidos en Kidal el sábado, ya están en Francia, según informa Le Parisien. Ahora las autoridades de Malí y las fuerzas francesas están llevando a cabo operaciones para tratar de determinar quién puede ser responsable de estos asesinatos, que no han sido reivindicados.

En Bamako, la capital de Malí, tanto periodistas locales como internacionales rendían un homenaje y despedía a las víctimas. “Los autores deben ser castigados. Hemos organizado esta marcha silenciosa para decir nunca más”, ha declarado Makan Kone, presidente de la Asociación de la Prensa de Bamako.

A pesar del golpe que ha significado en Francia este suceso, el Gobierno ha reiterado que no solo mantendrá su presencia en el país africano, sino que piensa reforzarla hasta llegar a los 2.500 hombres a finales de 2013. “Vamos a tener que reforzar la presencia militar francesa en Malí con el fin de reducir el terrorismo”, ha declarado en un programa de la televisión pública Najat Vallaud-Belkacem, portavoz del Gobierno.
Mientras en Kidal, feudo Tuareg en el norte del país, donde fueron asesinados los dos periodistas de RFI, son alrededor de 200 soldados franceses quienes mantienen la búsqueda de los responsables en colaboración con las autoridades mailenses.
“Vamos a hacer todo lo posible para encontrar a los culpables”, ha declarado el Jefe de Estado de Mali, Ibrahim Boubacar Keita. “Se ha abierto una investigación penal por los asesinatos y se espera que lleguen investigadores franceses para trabajar de la mano con sus homólogos de Malí”, ha añadido a la vez que ha dicho compartir “el shock” con los franceses. “También nosotros estamos abrumados por la emoción”, ha agregado.
Por su parte, en Francia, el primer ministro Jean -Marc Ayrault ha asegurado que “harán todo lo posible para encontrar a los autores de estos asesinatos ( … ) se lo debemos”.
Las noticias respecto a las investigaciones han sido confusas y contradictorias. De acuerdo con fuentes de la gendarmería maliense, transmitidas por Le Parisien, una docena de sospechosos fueron arrestados en la región de Kidal, aunque a continuación otra fuente cercana a la ministra de Defensa negó este hecho y tan sólo habló de “operaciones en curso”.

A estas operaciones se refirió Laurent Fabius, ministro de Exteriores francés. “Hay operaciones en curso para identificar a un número de personas en los campamentos”. Y una fuente de la policía local de Malí añadió a este respecto que cinco sospechosos habían sido detenidos la noche del domingo en Kidal en dos campamentos de ex rebeldes del MNLA, el Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad.
Sin embargo, el secretario general del MNLA, Bilal Ag Acherif, ha negado la implicación de su organización en los hechos y ha prometido que colaborará con las autoridades para localizar a los autores del crimen. “Nos implicaremos por completo en la búsqueda de la verdad para poder resolver el misterio”.
En varios canales franceses las informaciones estaban tras las huellas de otra organización que participó en el levantamiento del año pasado que derivó en la toma de la parte norte de Malí por las milicias islamistas: Al Qaeda en el Magreb Islámico.