Nueva ley en Marruecos prevé hasta 4 años de prisión contra los acosadores

Ouissal el Hajoui :

El Gobierno marroquí penalizará el acoso sexual a mujeres en el espacio público y en el trabajo hasta con cuatro años de prisión
El Gobierno marroquí penalizará el acoso sexual a mujeres en el espacio público y en el trabajo hasta con cuatro años de prisión

El acoso sexual a mujeres en el espacio público y en el trabajo, una problemática cada vez más creciente en Marruecos, ya tiene, después de muchos años de espera, una solución legislativa. En breve, todo aquel quien acose a una mujer en la calle o la agreda sexualmente en el trabajo será perseguido por la ley, y se enfrentará a una pena de hasta 4 años de prisión.
Esta nueva ley, aún en proyecto y elaborada por el ministerio de la Solidaridad, de la Mujer y del Desarrollo Social, junto al ministerio de Justicia y Libertades, considera acoso sexual todo acto inoportuno contra las mujeres en el espacio público, ya sean gestos, palabras o intenciones de carácter sexual o cuya finalidad sea la obtención de un acto de naturaleza sexual.
Al actor de este crimen, hasta ahora muy normalizado en las calles del Reino, se le aplicará una pena de entre un mes hasta cuatro años de cárcel, en función de la gravedad de sus intenciones. Asimismo, tendrá que hacer frente a una multa de entre 1.000 a 3.000 dírhams (dhs). Los inoportunos comentarios en la calle hacia una mujer, perseguirla, tocarla o agredirla será a partir de ahora penado mediante esta esperada ley. Mucho más grave, según la misma, y que supone que la pena se duplique, es el acoso de un compañero de trabajo o de personas encargadas de vigilar y asegurar el orden en el espacio público¨, reza el texto legislativo.
La nueva ley, tiene en cuenta además las grabaciones de videos de carácter sexual. Según el artículo 495, ¨el autor de una grabación vocal o de imágenes del cuerpo de una mujer, que luego sean difundidas públicamente con el fin de difamar a la misma, tendrá que hacer frente a una pena de dos a cinco años de prisión, y a una multa de entre 5.000 dhs a 10.000 dhs¨. Esta pena será duplicada en el caso de que tal delito sea cometido por el marido u otro miembro de la familia de la mujer en cuestión.