Una ley de justicia con menos jueces

Clara García :

La ley de Jurisdicción Voluntaria pretende eliminar trabajo a los jueces y simplificar procedimientos
La ley de Jurisdicción Voluntaria pretende eliminar trabajo a los jueces y simplificar procedimientos

Agilizar los expedientes judiciales en temas sin disputa y liberar a los jueces de labores procesales y tramitaciones. Este es el objetivo del proyecto de ley aprobado hoy por el Consejo de Ministros a raíz de un informe técnico que sistematiza la normativa judicial, según informa el gabinete del Gobierno desde La Moncloa.

Si se aprueba la nueva ley parte de las funciones que ejecutan ahora los jueces pasarían a ser asumidas por secretarios judiciales, registradores y notarios, los cuales podrían, por ejemplo, celebrar matrimonios y tramitar divorcios.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha destacado que la norma busca facilitar a los ciudadanos las tareas jurídicas al mismo tiempo que exime a los jueces de realizar determinadas ocupaciones, lo que ayudaría a su vez a descongestionar las administraciones de Justicia.

“Nada sale del ámbito de lo público. Lo que ocurre es que redistribuimos esas tareas precisamente para intentar buscar cuál es el operador jurídico más adecuado para poder realizar cada una de las distintas funciones”, ha asegurado el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, quien ha estimado que con la nueva norma se agilizaría la tramitación de los 50.000 expedientes de jurisdicción voluntaria que se encuentran en la actualidad, en vías de tramitación.