La austeridad en Marruecos afecta al presupuesto para Defensa

Ahmed Chabi :

Abdellatif Loudvi, ministro delegado encargado de la Administración de la Defensa Nacional en Marruecos, contrarresta importancia al presupuesto y promete la creación de 1.800 nuevos puestos de trabajo en el sector.
Abdellatif Loudvi, ministro delegado encargado de la Administración de la Defensa Nacional en Marruecos, contrarresta importancia al presupuesto y promete la creación de 1.800 nuevos puestos de trabajo en el sector.

La dirección de la Defensa Nacional marroquí contará en 2014 con 31,4 mil millones de dírhams. Un presupuesto que muchos consideran austero dada la importancia de este sector.
Mientras la clase política se muestra preocupada por las constantes provocaciones de Argelia, Defensa se prepara para una nueva amenaza, la ciberguerra.
La política de austeridad que está aplicando Marruecos en todos los ministerios también ha afectado a Defensa, y es que el Reino, país neutral y sin conflicto declarado a un tercero, no necesitaría invertir más de lo necesario en defensa. ¨En el contexto mundial actual, la seguridad de un país no se mide en número de soldados o tanques, sino en la calidad de las plataformas para luchar contra la nueva forma de guerra, la ciberguerra¨, declara Abdellatif Loudvi, ministro delegado encargado de la Administración de la Defensa Nacional.
Loudvi ha alertado de que más de 200 grandes empresas marroquíes corren el riesgo de ser atacadas a través de la red, ¨y nosotros estamos velando por la seguridad de las mismas gracias a la ayuda de estructuras internacionales especializadas en la protección de datos¨.
A pesar de lo que opinan muchas cabeceras, que consideran que en materia de defensa no se pueden escatimar recursos, Loudvi considera que con este presupuesto, Marruecos puede arreglárselas para hacer frente a todas sus necesidades.
¨El 70 por ciento de los 31,4 mil millones de dírhams está destinado a salarios, el resto se reparte entre funcionamiento, formación, transporte, carburante, cobertura social y vivienda¨,critican los periodistas de Annass. Por su parte, Loudivi contrarresta importancia a este argumento, prometiendo la creación de 1.800 nuevos puestos de trabajo en este sector.
Asimismo, el Estado contribuirá con 8,3 millones de dírhams de más para liquidar la deuda militar, una medida que ya está siendo muy criticada por muchos parlamentarios.