Jóvenes marroquíes y refugiados unidos por una cancha de baloncesto

Dunia Benjadra :

Durante ocho semanas el 'street basket' ayudará a mejorar la cohesión social entre marroquíes y refugiados
Durante ocho semanas el ‘street basket’ ayudará a mejorar la cohesión social entre marroquíes y refugiados

‘Morocco Playground’ es un proyecto de ‘street basket’ que tiene por objetivo romper las barreras entre los jóvenes marroquíes y los refugiados demandantes de asilo instalados en Marruecos. La finalidad es acercar a unos y otros para jugar sobre el mismo terreno, unidos por la pasión del baloncesto.

Las ocho semanas de entrenamiento y talleres de formación, que empezaron el pasado fin de semana, quieren contribuir al bienestar físico y mental de los jóvenes, ayudarles a desarrollar sus competencias psicosociales y reforzar la integración de los inmigrantes en sus comunidades de acogida.

En el marco de este proyecto, el deporte se utiliza como un vector de desarrollo de cara a la cohesión social entre jóvenes de diferentes nacionalidades, culturas y situación social.

Esta es la segunda edición del campeonato y participarán 500 niños, adolescentes y jóvenes de 8 a 25 años de barrios populares de tres ciudades marroquíes: Casablanca, Kenitra y Rabat.

El proyecto se ha podido llevar a cabo gracias a la colaboración entre el Centro deportivo Mulay Rachid, la Fundación Oriente Occidente, el Ministerio marroquí de la Juventud, la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), Acnur (Alto Comisionado de Naciones Unidas para el Refugiado) y Unicef, así como a la participación de otras asociaciones de inmigrantes y derechos humanos afincadas en Marruecos.