España ayudará para deportar a inmigrantes subsaharianos

Ouissal el Hajoui :

Tras el anuncio de Marruecos de iniciar una política de inmigración, el Gobierno español ya ha ofrecido una ayuda de 300.000 euros para el año que viene
Tras el anuncio de Marruecos de iniciar una política de inmigración, el Gobierno español ya ha ofrecido una ayuda de 300.000 euros para el año que viene

Durante mucho tiempo los inmigrantes subsaharianos se han fijado como meta llegar a España, una vez que consiguen entrar en Marruecos. Estos últimos meses, el país ibérico ha padecido diversos y numerosos asaltos en las vallas de Ceuta y Melilla, así como oleadas de inmigrantes llegados en pateras. Un año duro en lo que a inmigración se refiere, pero que ha conseguido paliar un poco Marruecos con el anuncio de una nueva política de inmigración, una política que contará con el apoyo incondicional de España.

Marruecos también se ha visto muy afectado por la llegada de inmigrantes, tanto subsaharianos como europeos, que deciden quedarse a trabajar en el Reino, sin antes regularizar su situación. ¨Queremos que los inmigrantes que decidan fijar su residencia en nuestro país lo hagan legalmente, pero hay que ser consciente de que en Marruecos no hay cabida para todos¨, decía el comunicado del Gabinete Real del pasado mes de septiembre en el que el rey Mohamed VI exhortaba al Ejecutivo a establecer una política de inmigración, legalizar a los inmigrantes que se encuentren en el territorio marroquí, y ayudar a volver a sus países a aquellos que no puedan quedarse, eso sí, respetando los derechos humanos.

Durante este verano han sido muchas las redadas que se han sucedido en Marruecos, sobre toro en el norte. ¨Creemos que las autoridades marroquíes están intentando limpiar el norte de Marruecos de inmigrantes porque así se lo ha pedido España. Incluso se están deportando a los demandantes de asilo¨, criticaba a Correo Diplomático la organización Caminando Fronteras. Hoy parece que esa opinión tenía mucho sentido, y es que tras el anuncio de Marruecos de iniciar una política de inmigración, el Gobierno español ya ha ofrecido una ayuda, de cara al año que viene, de 300.000 euros. Una ayuda que, al menos, garantiza el retorno de los inmigrantes por avión, y no tirados en las fronteras de Ujda como se hacía antes, y como ha denunciado el Consejo Nacional de Derechos Humanos, una denuncia que ha tomado con mucha consideración Mohamed VI.

Los inmigrantes que vayan a ser deportados también contarán con pequeñas ayudas económicas con las que podrán, a su vuelta, emprender pequeños negocios u oficios con los que ganarse la vida. Unas ayudas de las que también se beneficiaran aquellos inmigrantes subsaharianos que no han conseguido llegar a España y que se encuentran atrapados en Marruecos. Con la colaboración de la Organización Internacional de las Migraciones, España y Marruecos pretenden acabar con todos los problemas derivados del fenómeno de la inmigración.