Histórica visita de Mohamed VI a los Estados Unidos

Clara García :

El evento principal de la visita de Mohamed VI a Estados Unidos fue la reunión que mantuvo el viernes con el presidente estadounidense Barack Obama en la Casa Blanca
El evento principal de la visita de Mohamed VI a Estados Unidos fue la reunión que mantuvo el viernes con el presidente estadounidense Barack Obama en la Casa Blanca

Las relaciones entre Marruecos y los Estados Unidos (EE UU) dieron un paso adelante la semana pasada con la visita del rey Mohamed VI. La presencia del jefe del Estado marroquí sirvió para reconciliar definitivamente a ambos Estados tras los desencuentros del pasado verano por la cuestión saharaui. La gira real tuvo como motivo primordial el acercamiento diplomático de ambas naciones y los asuntos económicos, pero también hubo tiempo para hacer vida social y ociosa.

El evento principal de la visita monárquica fue la reunión que mantuvo el viernes con el presidente estadounidense Barack Obama en la Casa Blanca. Ambos jefes de Estado emitieron una declaración conjunta en la que reafirmaron “la asociación fuerte y de beneficio mutuo y la alianza estratégica entre los EE UU y el Reino de Marruecos”. En el comunicado oficial emitido por el Gobierno de Obama también se afirmó que el plan de autonomía de Marruecos es “serio, realista y creíble”.

Así mismo, el presidente Obama dio el visto bueno a la invitación del Rey para visitar Marruecos y ambos jefes de Estado firmaron un compromiso para “mantener un estrecho contacto y fomentar la cooperación entre ambos países”.

Tras la reunión presidencial, Mohamed VI ofreció una cena en la Corcoran Gallery de Washington, acompañado del ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Salaheddine Mezouar, y toda la delegación marroquí que incluía consejeros del Rey, ministros y, por supuesto, el embajador de Marruecos en Washington, Rachad Bouhlal.

De parte estadounidense, particularmente, destacó la presencia de la directora General del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, el director de Millenium Challenge Corporation (MCC), Daniel Yohannes, y numerosos congresistas, exembajadores norteamericanos en Marruecos, presidentes de ‘think tanks’ estadounidenses, así como personalidades del mundo de la cultura y los medios de los dos países.

En su discurso, el ministro de Exteriores rindió homenaje a la memoria del ex presidente John Fitzgerald Kennedy, del que dijo que fue “un líder que tenía una alta apreciación de la contribución de Marruecos a la paz y a la estabilidad en el mundo”, además de “la relación personal particular”, que dijo que mantenían Kennedy y el Rey Hassan II.

Mezouar señaló que durante los últimos cincuenta años, más de cuatro mil voluntarios del Cuerpo de Paz trabajaron en Marruecos de acuerdo al esfuerzo del Presidente Kennedy por hacer avanzar la paz en el mundo. Para honrar esta memoria, el ministro anunció el Rey Mohamed VI “en nombre de Kennedy” hará una donación al Cuerpo de voluntarios de paz en Marruecos que irá destinado a ayudar a jóvenes, aprender lengua inglesa y al desarrollo rural, de la salud y del medio ambiente en general.

Por último, el ministro destacó la “importancia histórica” de la visita real para consolidar aún más una amistad “resuelta”. Según Mezouar, ambos países han puesto en marcha “una nueva hoja de ruta” de las relaciones bilaterales que servirá para “insuflar más progreso y prosperidad”.

Al día siguiente, la delegación del soberano alauí regresó a Marruecos, mientras que el rey se fue a Nueva York para disfrutar, en intimidad, de la ciudad que nunca duerme.