Crecen las críticas a la ley de seguridad ciudadana

Clara García :

La “ley del miedo”, “el anti 15M” y “la ley mordaza” son algunos de los calificativos que más se escuchan a la hora de definir la futura norma que pretende imponer castigos en España
La “ley del miedo”, “el anti 15M” y “la ley mordaza” son algunos de los calificativos que más se escuchan a la hora de definir la futura norma que pretende imponer castigos en España

Una fuga radiactiva: 30 millones de euros multa. Instalar placas solares ilegales en casa, 60 millones. Absurdos como éste han provocado que la nueva ley de seguridad ciudadana propuesta por el Gobierno, aún en proyecto, provoque un auténtico tsunami mediático en contra en la sociedad española, desde las redes hasta los políticos las críticas no paran.

Entre las novedades más reprochadas que incluye la ley, se encuentran las multas de hasta 30.000 euros por ofensas a España, sus símbolos, emblemas e instituciones.

Así pues, la nueva y eventual ley ha llegado al debate parlamentario llena de motes y ha sido comparada ya con otras famosas y despreciadas normas como la Ley Corcuera, conocida en su momento por “ley de la patada en la puerta”.

Aún así, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, salió en su defensa el pasado miércoles asegurando que esta reforma “pretende garantizar la libertad y la seguridad de los ciudadanos” y no ponerles una “mordaza”, como ha censurado la oposición y gran parte de la sociedad mediatizada.

Sin embargo, el Consejo de Ministros que dio luz verde a esta polémica ley, decidió suavizar el borrador inicial reduciendo en un tercio las infracciones muy graves, castigadas con multas de 30.000 a 600.000 euros.

Si se aprueba tras el debate parlamentario, la nueva ley podría traer consigo durísimos castigos contra quienes se manifiesten sin permiso, vilipendien a un policía o participen en escarches. Estos comportamientos, también punibles actualmente, no han logrado sin embargo grandes amonestaciones penales por parte de los jueces.

“Imagine por ejemplo una manifestación en la que se llevaran pancartas o gritaran consignas claramente ofensivas o vejatorias contra España (…) podría ser considerada infracción grave”, ha puesto como ejemplo el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien a su vez ha reconocido que éste no sería el caso de consignas “contra la unidad de España”.

Las explicaciones del ministro no han conseguido calmar los ánimos y hoy mismo la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha acusado al Gobierno de “recuperar la ley del miedo” y poner la “mordaza” en este país, y ha llamado al PSOE a defender el “principio de la paz social”.