La UE adiestra a Marruecos sobre inmigración

Clara García :

Una basta delegación de funcionarios europeos viaja a Rabat para dar lecciones a las autoridades marroquíes en materia de migración
Una basta delegación de funcionarios europeos viaja a Rabat para dar lecciones a las autoridades marroquíes en materia de migración

El Centro Internacional para el Desarrollo de Políticas Migratorias y la Delegación Interministerial de Derechos Humanos marroquí organizaron la semana pasada una conferencia en Rabat titulada ‘La lucha contra la Trata de Seres Humanos: los estándares internacionales y las mejores prácticas nacionales’, financiada y difundida por la Unión Europea (UE).

Esta conferencia reunió a expertos europeos y representantes de todas las partes interesadas en la lucha contra la trata de personas en Marruecos. El conclave se centró en la colaboración de los ministerios intergubernamentales, las instituciones nacionales y la sociedad civil en general, basándose en las propias experiencias sobre el terreno de los europeos.

El programa se adscribe en la declaración conjunta sobre la Asociación de Movilidad entre el Reino de Marruecos y la UE, firmada el 7 de junio de 2013, por la cual los dos socios se comprometen a fortalecer su cooperación en todos los asuntos relacionados con la movilidad de personas de ambos lados del Mediterráneo. Esta asociación pretende remodelar las estructuras de la cooperación en la gestión de los flujos migratorios, manteniendo un equilibrio, promoviendo la migración legal y mejorando los beneficios de la migración en el desarrollo a la vez que se protegen los derechos de los emigrantes y se lucha contra las redes de tráfico de seres humanos.

El evento, servirá para proporcionar a las autoridades marroquíes “la experiencia” de los funcionarios de la UE, según reza el comunicado de prensa, fortificar sus sistemas de identificación, y discutir, en el marco jurídico internacional, las opciones legislativas e institucionales para castigar a los encargados de las redes de tráfico. Este programa se enmarca por tanto en los esfuerzos que el Gobierno marroquí está haciendo para luchar contra el contrabando y la trata de personas, un trámite indispensable para fortalecer las relaciones bilaterales.