Marruecos reconocerá todos los estatutos de refugiado de ACNUR

Ouissal el Hajoui :

ACNUR, que continuará las labores de asilo a los inmigrantes, apoyará en todos los procesos de regularización al Gobierno marroquí para adecuarse a las leyes internacionales
ACNUR, que continuará las labores de asilo a los inmigrantes, apoyará en todos los procesos de regularización al Gobierno marroquí para adecuarse a las leyes internacionales

El pasado 10 de septiembre el Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) alertó, en un informe, de la creciente problemática de la inmigración irregular en Marruecos, así como de las violaciones de los derechos humanos durante las redadas y deportaciones. Un informe que enseguida avaló el rey Mohamed VI, para luego exigir al Ejecutivo una nueva política de inmigración que solucione todas estas deficiencias. La primera medida fue la de abrir el Centro de Refugiados y Apátridas.

El Gobierno emprendió así un nuevo campo de trabajo en el que cuenta con el apoyo incondicional del CNDH y de la oficina de Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). En esta nueva política de inmigración se ha dado prioridad a los demandantes de asilo. ¨La nueva Oficina de Refugiados, no solo va a examinar los expedientes de los nuevos solicitantes de asilo, va a otorgar directamente tarjeta de residencia y va a reconocer como tal a todos aquellos inmigrantes a los que ACNUR ya les haya otorgado el estatuto de refugiado¨, cuenta Marc Fawe, encargado de relaciones Exteriores de la oficina de ACNUR en Rabat.

ACNUR, que continuará con sus labores de asilo a los inmigrantes que lo requieran, apoyará en todos los procesos al Gobierno marroquí para adecuarse a las leyes internacionales. ¨Lo más importante ya lo tenemos, y es la voluntad de Marruecos de dar asilo y regularizar a todos aquellos inmigrantes que lo necesiten. Falta desarrollar aún muchos mecanismos, pero, es ahí donde intervenimos nosotros para facilitar cada uno de los procesos¨, ha explicado Fawe en una entrevista hecha por su compañera de la oficina de Túnez, Dalia al Achi.

Y aunque por el momento aún no hay datos concretos de lo que opinan los inmigrantes de la nueva política anunciada, ¨en general sabemos que ha sido recibida con mucho optimismo¨. Según Fawe la vida de los refugiados va a mejorar mucho a partir de ahora. ¨Antes éramos nosotros quienes les otorgábamos el estatuto de refugiado, pero las autoridades marroquíes no los reconocían ni legalizaban su situación. A partir de ahora, una estatuto de refugiado va a suponer una tarjeta de residencia, la posibilidad de alquilar una casa en condiciones y de tener un trabajo¨, ha añadido Fawe, quien considera que Marruecos está avanzando con pasos firmes hacia un sistema de asilo conforme a los estándares internacionales.