La policía contra el acoso escolar en España

Clara García :

La campaña #NOALACOSOESCOLAR persigue la violencia entre los alumnos en los centros educativos y las redes sociales.
La campaña #NOALACOSOESCOLAR persigue la violencia entre los alumnos en los centros educativos y las redes sociales.

La Policía Nacional española lanzó esta semana una iniciativa denominada #NOALACOSOESCOLAR con el fin de perseguir la violencia entre los alumnos en los centros educativos y las redes sociales.

El capitán de la selección española de fútbol, Iker Casillas, presentó la campaña en un colegio madrileño. Casillas estuvo conversando con los menores, atendiendo sus preguntas y colgando el primer cartel por la convivencia pacífica de todos en las aulas. Junto a él, otros muchos famosos han colaborado en la promoción de esta acción.

El objetivo de la campaña es sobre todo concienciar a la sociedad y prevenir ante este tipo de conductas con mensajes que serán también distribuidos a través de las principales redes sociales para tener mayor difusión.

Son muchas las personalidades que se han implicado en la iniciativa participando con mensajes de concienciación. Entre ellas destacan personalidades del mundo del espectáculo, o el deporte como Dani Mateo, Andrés Iniesta, Eduardo Casanovas, David Castillo, Guillermo Campra, Mireia Belmonte o Celine Peña, entre otros.

Además se ha activado una cuenta de correo específica para denunciar, de forma confidencial, casos de violencia en las aulas. Esta es: seguridadescolar@policia.es. Un correo que será atendido por agentes especializados en seguridad en el entorno escolar.

Según datos de la unidad de participación ciudadana y la policía un alto porcentaje de los escolares entre 11 y 16 años se ha sentido víctima de acoso escolar, aunque la mayoría de forma leve. De los casos de graves, la mayoría de las víctimas presentaron síntomas de estrés, depresión y baja autoestima.

Durante el curso pasado, la Policía Nacional recibió en toda España 316 denuncias vinculadas con amenazas, vejaciones o malos tratos en el ámbito escolar.

El auge de las nuevas tecnologías y el acceso masivo a Internet incluso desde dispositivos móviles ha provocado que algunas confrontaciones de colegio se difundan más allá de su contexto, se magnifiquen y el acoso se perpetúe. A través de internet también se puede ser víctima de ciberacoso con mensajes insultantes, amenazas o con la revelación de secretos, informaciones o fotos privadas.