Bélgica se deshace de los presos marroquíes

Ahmed Chabi :

Annemie Turtelboom, ministra de Justicia belga, lleva a cabo las expulsiones de los presos marroquíes porque cuesta mucho dinero mantenerlos en las prisiones belgas.
Annemie Turtelboom, ministra de Justicia belga, lleva a cabo las expulsiones de los presos marroquíes porque cuesta mucho dinero mantenerlos en las prisiones belgas.

A lo largo de 2013 Bélgica ha expulsado a 15 presos marroquíes hacia su país de origen. Una medida con la que el Estado belga está intentando depurar sus cárceles y ahorrar, de momento ya ha economizado seis millones de euros con esta medida.

Mantener a un preso en Bélgica cuesta mucho dinero, este es el argumento con el que la ministra de Justicia, Annemie Turtelboom, ha explicado la nueva operación de traslado de presos marroquíes a cárceles del país norteafricano. “Las expulsiones de 15 criminales a su país de origen ya ha hecho ahorrar millones al Estado”, ha declarado el titular belga de Justicia, quien ha explicado que estos reos tenían penas superiores a 50 años de prisión, “a 130 euros el día, los 15 presos repatriados nos han hecho ahorrar 6 millones de euros”.

Actualmente, las cárceles belgas acogen a 1.200 presos marroquíes. En 1997 Bélgica y Marruecos firmaron, por primera vez, un acuerdo que permite al país europeo transferir los presos marroquíes a las cárceles de Marruecos para cumplir sus penas. Uno de los requisitos era la aprobación de los encarcelados. Al no querer ningún preso volver a Marruecos, en 2007, Bélgica firmó con Marruecos una convención que autoriza al Estado belga la extraditación forzosa de presos marroquíes hacia su país.

¿Una prisión belga en Marruecos?
El pasado mes de septiembre, Bart de Weber, presidente de Nueva Alianza Flamenca (N-VA), un partido independentista belga, y alcalde de Amberes, había sido tachado de xenófobo por insinuar que en las cárceles belgas no hay sitio para los criminales marroquíes. “Si yo hubiera sido ministro de Justicia, ya habría intentado desde hace tiempo construir una prisión belga en Marruecos”, dijo Weber. Una cárcel belga en Marruecos, según el alcalde de Amberes, sería una buena inversión para el país, “crearía muchos puestos de trabajo”, añadió.