El fenómeno de las rebajas sin ley que lo controle en Marruecos

Ouissal el Hajoui :

Ouissal el Hajoui
Ouissal el Hajoui

Desde el pasado 1 de enero, al igual que la mayor parte de los países europeos, empezaron las rebajas en Marruecos. Un concepto aun nuevo en Marruecos que introdujeron las grandes marcas internacionales a través de las franquicias que poseen en las distintas ciudades del Reino. Un fenómeno, sin embargo, anárquico, poco controlado por la ley.

Marcas como Etam, Pimkie, Zara, Mango o Stradivarius ya han colgado los carteles del 50 por ciento en sus escaparates, y estos descuentos durarán lo que marcan las leyes internacionales. Sin embargo, el problema está cuando insignias nacionales cuelgan dicho cartel a lo largo de todo un año o según le venga en gana al propietario de la tienda en cuestión. ¨Las rebajas en Marruecos son un auténtico caos, nadie las controla y eso atenta directamente contra los derechos de los consumidores¨, critica Bouazza Kherrati, presidenta de la Federación Marroquí de Derechos de los Consumidores.

Mucho más grave son las condiciones con las que los consumidores se encuentran en el mercado informal, donde no impera norma alguna. Y mientras la ley 31-08 de la protección del consumidor establece las premisas de una legislación que controla las rebajas, ¨todavía no hay ningún decreto que ordene su aplicación¨, explica Kherrati, quien considera urgente una ley más contundente sobre el tema, y la práctica de la misma para ¨evitar más violaciones contra los intereses de los consumidores¨.