La IATA contra la tasa aérea en Marruecos

Ouissal el Hajoui :

Las rutas entre importantes ciudades europeas y marroquíes, que han quedado sin conexión, serán cubiertas por la Royal Air Maroc
Las rutas entre importantes ciudades europeas y marroquíes, que han quedado sin conexión, serán cubiertas por la Royal Air Maroc

La nueva tasa aérea, que Marruecos va a incluir al precio total de billetes con destino Marruecos a partir del próximo 1 de abril, no ha dejado indiferente a nadie. Si hace unas semanas compañías de bajo coste, como Ryanair o Easyjet, suprimían la mayor parte de sus conexiones con el Reino a causa de esta tasa, ahora ha sido la propia Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), quien ha llamado la atención al ministerio de Turismo por esta nueva medida. Una llamada de atención que ha rechazado y criticado Lahcen Haddad, titular de dicha cartera.

La IATA, que ha enviado una carta dirigida a Haddad, alerta de que la subida de los precios de los billetes de avión puede dar lugar a ¨un descenso de 1,1 mil millones de dírhams para las arcas del Tesoro, y la perdida de incluso 13.000 puestos de trabajo¨. La respuesta del ministro de Turismo no se ha hecho esperar, ¨¿cómo un incremento del 1 por ciento sobre el precio total de un billete puede tener consecuencias negativas en la economía de todo el país?¨. Según Haddad, el incremento de 100 dirhams (dhs) sobre el precio total de los billetes económicos y 400 dhs sobre los billetes de bussiness class, ¨permitirá un ingreso de 400 millones de dirhams durante 2014¨.

Haddad, que no ve apropiado que la IATA se dirija a su ministerio y no al de Economía, no entiende ¨como un organismo de la envergadura de este pueda entrometerse en las políticas nacionales de un país en concreto¨. De momento, las rutas entre algunas de las importantes ciudades europeas y marroquíes que han quedado sin conexión, serán cubiertas por la Royal Air Maroc. La compañía aérea marroquí está trabajando junto con el ministerio de Transporte para mantener las frecuencias y las conexiones que hasta ahora ha habido con ciudades tales como Marrakech, Fes o Tánger.