Marruecos continúa sin esclarecer el asesinato de los dos traficantes melillenses

Ouissal el Hajoui :

entierro Abdeslam Ahmed Ali y Amin Mohamed Dris
Entierro de los dos fallecidos hace más de dos meses, abatidos por la Marina Real marroquí en las aguas entre Nador y Melilla

El pasado 28 de octubre, Abdeslam Ahmed Ali y Amin Mohamed Dris, de 20 y 24 años respectivamente, ambos españoles de origen marroquí fueron abatidos por los disparos de la Marina Real marroquí. El fatídico suceso transcurrió entre aguas de Nador y Melilla. Las autoridades españolas enseguida exigieron explicaciones a sus homólogos marroquíes, y mientras que la autopsia hecha en España ya ha concluido, desde hace más de dos meses los familiares de Emin y Pisly, como son conocidos en Melilla, continúan esperando una respuesta por parte de las autoridades marroquíes.

¨Golpeados y luego asesinados a corta distancia¨, esta es la conclusión que los padres de las víctimas han extraído del informe elaborado por los forenses españoles. Sin embargo, en un principio las autoridades marroquíes explicaron en un comunicado difundido en la agencia marroquí de noticias, Map, que ambos jóvenes, pertenecientes a una red internacional de narcotráfico que opera entre Marruecos y España, fueron detenidos por la patrulla marroquí, ¨pero estos escaparon no sin antes intentar colisionar con la patrullera. Por lo que no quedó más remedio que disparar¨.

La muerte de los jóvenes, que aún no se conozca el resultado de la autopsia hecha en Marruecos, que los padres de las víctimas no hayan podido recuperar la ropa de sus hijos, que las autoridades marroquíes continúen investigando después de dos meses y que las autoridades españolas no presionen a Marruecos por aclarar que ha podido suceder, todas estas son las críticas de los melillenses, casi todos de origen marroquí, que han salido a la calle a exigir respuestas. Por su parte la prensa española, junto a algunas cabeceras marroquíes consideran que España ha decidido dejar pasar este tipo de asuntos en contrapartida de la política de inmigración que está adoptando Marruecos y que favorece directamente al vecino ibérico.