Omar Dahbi: “Es hora de que los españoles abandonen los prejuicios en la cuestión del Sáhara”

Ahmed Chabi :

El periodista Omar Dahbi, jefe de Redacción de Radio Internacional del Mediterráneo, ve como salida realista el Plan de Autonomía
El periodista Omar Dahbi, jefe de Redacción de Radio Internacional del Mediterráneo, ve como salida realista el Plan de Autonomía

“Los españoles que han tomado una posición preestablecida sobre la cuestión del Sáhara deberían dejar sus prejuicios y superarlos para resolver este conflicto y seguir adelante”. Es la opinión de Omar Dahbi, director de Radio Internacional Mediterráneo en una tribuna publicada por el periódico canario ‘La Provincia’ el pasado día 15 de diciembre.

Dahbi considera que “la situación geopolítica de la región no permitiría crear un micro-estado que no sería ni política ni económicamente viable, o en términos de seguridad”. Es por ello, añade el periodista marroquí, que el Plan de Autonomía es un paso adelante que Marruecos ha hecho y está calificado por la Casa Blanca de serio, realista y creíble, mientras que el problema del Polisario “es que no ofrece nada, se niega a dialogar y se aferra a un status quo que no sirve a los intereses de los pueblos de la región del Magreb”.
El autor de la Tribuna cree que ya es hora de encontrar una solución al conflicto del Sáhara, pero mientras Marruecos propone soluciones, los intelectuales y políticos españoles las reducen. “Lo que yo quiero que mis amigos españoles reconozcan es que el tema es mucho más complejo. Para ellos, es suficiente con que Marruecos acepte de nuevo la organización de un referéndum. Se olvidan, sin embargo, que el camino más complicado y menos esperanzador para la resolución de este conflicto es precisamente el Referéndum, en la manera en que fue concebido”.

Para Omar, Marruecos había aceptado el principio y se había comprometido en su organización pero después de varios años de preparación “todo el mundo” (partidarios, detractores y organizaciones internacionales) llegó a la misma conclusión: No se podía llegar a un acuerdo en el censo electoral y por lo tanto era “imposible” organizar las elecciones.

Sin embargo el periodista magrebí señala que, lejos de dar por finalizado el proceso,
“Marruecos, con un deseo sincero de resolver el problema, respondió favorablemente a la petición expresa de la ONU y el Grupo de Amigos del Sáhara para dar un nuevo impulso al proceso, poniendo sobre la mesa el Plan de Autonomía”.

Este Plan, a medio camino entre la plena independencia y la plena soberanía, subraya Dahbi es “un paso serio, realista y creíble; -y se pregunta- ¿Qué ha hecho el Polisario desde su creación?”.

Por ello continúa apelando en el artículo a los españoles: “Lo que yo quiero es que mis amigos españoles dejen los prejuicios y trasciendan posiciones estériles que no hacen ningún servicio a la población del Sáhara para resolver el conflicto y avanzar”. Y mucho menos, añade que apoyen los campamentos “que sobreviven en condiciones deplorables y sólo sirven a los intereses de los que los dirigen y permanecen en la comodidad de un poder.

En conclusión, el jefe de Redacción de Radio Internacional del Mediterráneo,
acaba: “Hoy en día, para resolver el conflicto es imprescindible demostrar
realismo”. Lo que implica un análisis geopolítico de la región y de las potencias mundiales, que son unánimes en que un micro-estado no sería viable ni política, ni económicamente ni en términos de seguridad. “La única manera realista es la aplicación a la autonomía ampliada propuesta por Marruecos cuyos esfuerzos son reconocidos año tras año por el Consejo de Seguridad de la ONU”, señala.

“¿Por qué no tener el valor de seguir adelante, dejar los prejuicios y construir el futuro juntos? Nuestro futuro es estar todos unidos en el Magreb respetando la diversidad
regional”. Para ello, el autor cree que la nueva Constitución marroquí “traerá la paz, la seguridad y el desarrollo para todos”, y alabó los esfuerzos realizados por Marruecos en materia de derechos humanos y desarrollo local reconocidos por la comunidad internacional, que ve en el reino un aliado, socio estratégico y una fuente de estabilidad y prosperidad en la región.

Además, para Drahbi, “la negociación sobre la base de la autonomía ampliada no excluye la persistencia de cualquier otro reclamo”. Y pone como ejemplo a España, “un caso ejemplar”, donde en algunas comunidades autónomas, el debate nunca ha cesado” entre los que hacen campaña por la independencia, los que aspiran ampliar poderes autónomos y aquellos que apoyan el status quo. “Pero esto nunca ha impedido
seguir caminando hacia el desarrollo y el bienestar de la población por parte del Estado”, apuntilla.

Para llegar a la solución, concluye el autor de un foro sobre el tema, “se necesita tanto coraje como buena fe. Tenemos que romper el muro de desconfianza instalado y los errores de interferencia de otros. Se debe hablar y discutir directamente; hacer autocrítica, asumir sacrificios, abandonar el victimismo y mirar hacia el futuro. Y, como dicen los españoles, hablando se entiende la gente”.