El FMI mantiene a Marruecos el crédito de 6.200 millones de dólares

Spread the love

Clara García:

 Por tercer año consecutivo se mantiene la línea de crédito, a cambio Marruecos proseguirá con las reformas estructurales en economía, empleo y protección social
Por tercer año consecutivo se mantiene la línea de crédito, a cambio Marruecos proseguirá con las reformas estructurales en economía, empleo y protección social

Por tercer año consecutivo y por un valor de 6.200 millones de dólares, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha decidido mantener la línea de crédito a Marruecos. En 2013 el organismo internacional decidió renovar el crédito a Marruecos, siempre y cuando reforme el sistema de la Caja de Compensación. Y aunque los marroquíes no ven bien que se reduzca o elimine las subvenciones en productos de primera necesidad, se ha conseguido seguir los pasos marcados por el FMI.
Marruecos ha logrado disminuir el déficit público de 2012 situado en 7,3 por ciento a un déficit del 5,4 por ciento. Una medida que gustó al FMI, ya que “a pesar de una situación exterior desfavorable, los resultados macroeconómicos de Marruecos mejoraron en 2013, sostenidos por un fuerte compromiso de la estrategia económica”, explica el organismo en un comunicado. Es por ello, por lo que después de tres años, Marruecos continua contando con el respaldo económico del FMI, a cambio el Reino deberá proseguir con las reformas estructurales que apoyan la competitividad de la economía, asegurar crecimiento, empleo y más protección social.
Marruecos agradece la renovación del crédito ya que es “un seguro contra eventuales riesgos como consecuencia de la situación económica internacional, y refuerza todavía más la confianza de los inversores y los socios financieros extranjeros”, destaca el ministerio de Economía y Finanzas en un comunicado.
En 2013, el Gobierno marroquí emprendió una serie de medidas que permitían reformar la llamada Caja de Compensación. Mientras que el precio de los carburantes ya ha experimentado una importante subida, el Gobierno continúa ayudando a los marroquíes en el consumo de pan y gas butano.