Reporteros Sin Fronteras advierte del aumento de secuestros de periodistas

Clara García:

En su informe anual sobre la Libertad de Prensa en el Mundo
En su informe anual sobre la Libertad de Prensa en el Mundo

El año pasado fueron asesinados 75 periodistas y 37 reporteros; además se produjeron más de dos mil agresiones a informadores, 187 de ellos acabaron entre rejas, 87 fueron secuestrados y otros muchos tuvieron que exiliarse. Este es el balance global en cifras del informe anual que presentó este 6 de febrero la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) sobre el desarrollo de la profesión periodística durante el año pasado.
“Las dificultades para informar en todo el mundo se han mantenido durante 2013 (…) El año ha estado marcado por el gran aumento de los secuestros, más del doble del año anterior”. Es la gran preocupación que ha apuntado la presidenta de Reporteros Sin Fronteras España, Malén Aznárez, en la presentación del informe en Madrid.
“Siria es el peor país del mundo para los periodistas en estos momentos”, afirma Aznárez con un cartel que pide libertad para los reporteros españoles Marc Marginedas, Ricardo García Vilanova y Javier Espinosa, que están allí secuestrados. Aznárez también señaló a Pakistán, Iraq y Somalia como los otros lugares más peligrosos para los informadores el pasado año.
Aznárez recordó que el Secretario General de Reporteros Sin Fronteras, Christopher Deloire ha pedido personalmente al Tribunal Penal Internacional que el secuestro o ataque deliberado a los informadores sea reconocido como “crimen de guerra”.
Durante la presentación del informe se escucharon los testimonios de la periodista de investigación mexicana Verónica Basurto, exiliada por amenazas de muerte, y del bloguero Maikel Nabil Sanad, encarcelado hasta en cinco ocasiones por su diligencia pública contra el servicio militar obligatorio en Egipto.