Un coronel rechaza dar la mano a la primera mujer marroquí wali

Ouissal el Hajoui:

El caso ha sido puesto en manos de la inspección general de las Fuerzas Auxiliares y el coronel será investigado
El caso ha sido puesto en manos de la inspección general de las Fuerzas Auxiliares y el coronel será investigado

Hace unas semanas Marruecos amanecía con una importante noticia que confirmaba la intención del Reino de avanzar en materia de igualdad entre hombres y mujeres. El ministro del Interior, Mohamed Hassad, nombraba a nuevos walis y gobernadores, entre los que se incluían por primera vez a tres mujeres. c, se convertía en la primera wali, una noticia que el país, en general, recibió gratamente. Sin embargo, la transición y dualidad del país ante este tema, quedaba de manifiesto el pasado 4 de febrero cuando un coronel se negó a darle la mano a El Adaoui durante una ceremonia oficial en la ciudad del Jadida.
Lo que primero fue una crítica de la sociedad y medios de comunicación se convirtió en un debate dentro del Parlamento, cuando el ministro del Interior mostró su indignación ante el comportamiento de una personalidad tan importante como un coronel. Según las declaraciones a la cabecera ‘Akhbar Al Yaoum’ de trabajadores de la Wilaya de Gharb Chrarda, wilaya que dirige El Adaoui, “el comportamiento del coronel Mayssour no se debe a un conflicto personal con la wali, sino a creencias religiosas, las mismas que le impiden asistir a ceremonias oficiales con el fin de evitar saludar a mujeres”.
La desafortunada actuación del coronel no ha quedado en una simple crítica de organizaciones feministas, ciudadanos, políticos y medios, el caso ha sido puesto en manos de la inspección general de las Fuerzas Auxiliares. El general Haddou Hajjar, inspector general de la zona norte (El Jadida-Tánger) ha solicitado una investigación al respecto. Una investigación que ha considerado incorrecta la actuación del coronel Mayssour, quien ha tenido que acudir a un consejo disciplinario, para luego ser trasladado a la región de Chaouia-Ouardigha. Sin duda, un avance más en la implantación de una mentalidad que acepte y tolere la igualdad entre hombres y mujeres en Marruecos.