Quince inmigrantes fallecen al intentar entrar a nado en Ceuta

Spread the love

Clara García:

Algunos acusan a la Guardia Civil de su muerte, al utilizar pelotas de goma y gases lacrimógenos contra los inmigrantes
Algunos acusan a la Guardia Civil de su muerte, al utilizar pelotas de goma y gases lacrimógenos contra los inmigrantes

Al menos 15 personas de origen subsahariano perdieron la vida el pasado 6 de febrero al intentar alcanzar a nado la costa española a través de la frontera de Ceuta, según informa el delegado del Gobierno en Ceuta, Francisco Antonio González.
El dramático suceso se produjo en el contexto de un intento masivo de entrada ilegal a las 07:45 horas por parte de unas 250 personas (otras fuentes señalan hasta 350). Los inmigrantes se dirigieron hacia el puente de Biutz, paso de mercancías de la aduana de Ceuta, desde los montes de Marruecos cercanos a la frontera, pero su intento se vio frustrado rápidamente por la Gendarmería marroquí.
Tras este primer intento fallido los inmigrantes se repartieron en diferentes grupos. La mayoría salió corriendo para probar suerte por el paso fronterizo de Tarajal mientras que otros se tiraron al mar para intentarlo a nado.
Ninguno consiguió su propósito de entrar en Ceuta, los que quisieron hacerlo por Tarajal fueron contenidos por las fuerzas marroquíes, y aquellos que decidieron lanzarse al mar, por la Guardia Civil española. Entre estos últimos se encuentran los 15 muertos. Según las declaraciones hechas por los supervivientes a varias organizaciones no gubernamentales que trabajan en Marruecos, la Guardia Civil utilizó pelotas de goma y gases lacrimógenos contra ellos.
Los inmigrantes insinuaron que sus compañeros pudieron morir a causa de la agresiva actuación de la Guardia Civil. Los agentes españoles han admitido el uso de material antidisturbios pero han negado que haya sido la causa de los ahogamientos.
El delegado del Gobierno ha defendido asimismo en rueda de prensa la utilización de material antidisturbios, “con efecto disuasorio” por la “violencia” empleada por los inmigrantes en el asalto, lo que ha dejado, según él, a varios agentes de la Guardia Civil y la Gendarmería marroquí con heridas leves, así como vehículos dañados y una garita de vigilancia destrozada
Tras el suceso se han desplegado un dispositivo de búsqueda en las playas de ambos lados de la frontera, aunque las labores han sido ejecutadas principalmente por la Gendarmería marroquí, quien ha recuperado por el momento 15 cadáveres, entre ellos una mujer
La avalancha de personas ha provocado asimismo el cierre temporal de la frontera ceutí. “Se cierra una vía de acceso y se abre otra, lo que genera que la presión de la inmigración ilegal sobre Ceuta y Melilla se haya intensificado”, ha manifestado a Efe el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, quién ha lamentado también las muertes.