Violenta jornada en Venezuela

Spread the love

Clara García:

Los enfrentamientos y las protestas se extienden por las ciudades del país, entre ellas Caracas, Valencia y San Cristóbal
Los enfrentamientos y las protestas se extienden por las ciudades del país, entre ellas Caracas, Valencia y San Cristóbal

La tensión y enfrentamientos entre oposición y cuerpos oficiales del Gobierno chavista no cesan. Las protestas se extienden por las ciudades del país, entre ellas Caracas, Valencia y San Cristóbal.
La jornada del miércoles en Venezuela fue una de las más encolerizadas de los últimos meses comparable a la de la semana pasada. Las protestas callejeras acabaron con la vida de una joven, Génesis Carmona, destrozos y batallas campales, sobre todo en la capital.
Todo ello a pesar del gran dispositivo de la Guardia Nacional Bolivariana que se esmeró, especialmente en la capital, para que no se produjeran cortes y barricadas cosa que no pudieron evitar del todo a pesar de las bombas lacrimógenas, los perdigonazos y e incluso algunos disparos, según informan los diferentes reporteros allí desplazados.
Los disturbios tuvieron esta vez un aliciente más: el comienzo de la audiencia judicial al líder opositor Leopoldo López, en la ciudad de los Teques, cerca de la capital, tras la suspensión de su comparecencia en el Palacio de Justicia por miedo precisamente a los altercados. López está acusado de varios cargos entre los más graves homicidio involuntario y “terrorismo” por su responsabilidad en las manifestaciones de la semana pasada contra el Gobierno socialista.
Un ciudadano español, Juan Manuel Carrasco, de 21 años relataba en el programa de televisión su detención y torturas por las fuerzas del orden tras esas protestas. “Me golpearon muy fuerte en las costillas en la cabeza y me violaron con el cañón de un fusil”, declaró en la pequeña pantalla a través de videoconferencia.
Juan Manuel mostró su cuerpo magullado resultado de las fuertes palizas policiales y se encuentra en arresto domiciliario, por lo que no puede acudir a la clínica ni se le permite que ningún médico acuda a su domicilio.