Llega a Ceuta un camión antidisturbios de la policía

F. Raso /J.L. Navazo./ Un camión antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) ha sido trasladado hoy a Ceuta en el barco de Baleària con salida de Algeciras a las 19:00 horas. Fuentes próximas a la seguridad del Estado han confirmado a CORREO DIPLOMÁTICO que se trata del primer vehículo de estas características que se envía a la ciudad autónoma.Entre las características del denominado camión transformado y carrozado”, entregado por el fabricante al CNP en diciembre de 2014, destaca su capacidad para almacenar 7.000 litros de agua y lanzarla a través de un cañón a una presión de entre 10 y 16 bares. Según se informaba en mayo de 2015 por la agencia Europa Press, el vehículo se encontraba ya operativo. El camión cuenta con un sistema antipinchazos que permite a sus ruedas seguir rodando sin aire, tiene un cañón situado en la parte superior y se controla eléctricamente desde el interior mediante un panel y un sistema de joystick que regula la presión del agua, el modo de disparo (corto, largo o continuo) y la dirección del chorro. El cañón tiene una movilidad de giro horizontal de 180 grados y movimiento vertical de entre 45 y 90 grados. El tanque de agua está construido en acero inoxidable y dispone de un depósito de entre 30 y 60 litros para añadir colorante al agua que va a impactar sobre los manifestantes. En el interior de la cabina hay una pantalla de televisión para supervisar la dirección del chorro y la tanqueta también va equipada con un circuito cerrado de grabación que cubre todo su perímetro. También tiene en su parte frontal una pala para retirar obstáculos o barricadas, protección antincendios, un sistema lanza destellos, megafonía y un kit de radioteléfono móvil.

Fotografías: Archivo

2 comentarios sobre “Llega a Ceuta un camión antidisturbios de la policía

  • el 05/04/2017 a las 10:18
    Permalink

    Todo lo que ha tenido y tiene que ver con esta inmigración masiva ilegal ha sido una gran mentira. Mentira sacada a pasear por la clase política española, la de Bruselas, las ONG, la Defensora del Pueblo, la prensa servil y lacaya del prosionista y masónico Nuevo Orden Mundial (NOM) , intelectuales afines al marxismo cultural y los tontos útiles de cada día como sicarios del citado NOM, todos ellos se han refugiado en los inefables Derechos Humanos para no reprimir de una vez por todas los asaltos a las fronteras de Ceuta y Melilla con medios antidisturbios como, por ejemplo, ese camión del que habla la noticia, medios antidisturbios que sí se suelen emplear para disolver manifestaciones violentas de ciudadanos europeos. En concreto, la clase política prosionista de Bruselas siempre ha elevado su voz para decir que no se pueden usar estos medios antidisturbios ni la violencia física para rechazar a los asaltantes de las fronteras ceutí y melillense, ¡pues no se trata de un delito!, de lo que se trata es de una falta administrativa (!), una falta administrativa como la que comete un ciudadano si fuera cogido orinando en plena calle. Hace bien el gobierno en echar mano de este medio antidisturbios para proteger las fronteras. Si los ciudadanos europeos prueban en sus carnes esos medios, por qué los asaltantes van a tener patente de corso. Todo sicario del NOM que se precie, bien aleccionado, en cuanto abre la boca para hablar sobre la inmigración masiva ilegal echa mano de la manoseada Carta de los Derechos Humanos para justificar las violaciones de las fronteras. Derechos Humanos que se han convertido en una trampa saducea, a imagen y semejanza de aquellas que le ponían los saduceos a Jesús. En fin, es de aplaudir que por fin el gobierno se haya decidido a aplicar medios antidisturbios, como se les aplican a los ciudadanos violentos en las manifestaciones en la vía pública.

  • el 05/04/2017 a las 20:39
    Permalink

    Mi gozo en un pozo. Mi alegría ha durado menos que una tableta de chocolate a la puerta de un colegio. Acabo de leer que tras una prueba en la finca Berrocal –por donde suelen entrar a Ceuta los violadores de fronteras– el camión antidisturbios ha sido rechazado, según un vocero de la Delegación del Gobierno. Ahora se va a intentar -dicen- con drones. De lo que se trataría es de echarse atrás en el uso de este camión contra la inmigración ilegal, tal vez, debido a que, en contra de lo que se dice, las pruebas han sido tan satisfactorias, acaso en un 100%, que se han asustado de que el uso de este camión antidisturbios podría acabar al 100% con los asaltos a las fronteras ceutí y melillense, y ante posibles las protestas de los proinmigracionistas afines al prosionista Nuevo Orden Mundial (NOM) han desestimado el uso del camión antidisturbios. ¿Por qué esa desconfianza? A estas alturas, todo lo que se relaciona con la inmigración masiva ha sido (y es) una burda mentira. Nos han mentido hasta decir basta. Nos dijeron, al principio, hace más de 20 años, que nosotros habíamos sido un país de emigrantes, que venían a trabajar para nosotros, a pagarnos las pensiones, que el contacto con otras culturas nos enriquecería, que era una oportunidad, en fin, todo iba a ser de color de rosas. Pero el populacho observaba atónito cómo iban trayendo niños y embarazadas y eran desembarcadas en los puertos españoles. Eso olía a cuerno quemado. ¿Esos venían a trabajar para nosotros? La mentira iba tomando cuerpo. Era -y es- una invasión en toda regla. Se trataría de suplantar las poblaciones europeas por otras africanas islámicas y negroides, así como las asiáticas islámicas. Los proinmigracionistas han elevado la mentira a categoría de sistema mediante una sociedad de mentirosos. Esta masiva inmigración en modo alguno es una oportunidad, es un peligro para las sociedades autóctonas europeas.
    La característica de la democracia es la manipulación de los medios y de la publicidad. Lo que ha logrado este poder mediático hegemónico es que “el hombre deje de pensar con cabeza propia mediante la introducción en su conciencia de prejuicios y preconceptos que lo logran extrañar de sí mismo, de su historia y de su ethos nacional”. Por su parte, la publicidad alienta la dictadura del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular ideales del individuo primigenio y transformarlo en un ser acrítico, miedoso, conformista y fácilmente manipulable.
    Ante las posibles protestas de los sicarios del NOM, echando mano a los consabidos Derechos Humanos, los responsables de que el camión sea usado en la valla han reculado y han optado por los drones, que solo avisan de que los violadores de fronteras se acercan, pero no sirven para rechazarlos. Básicamente, la noción de derechos humanos se ha convertido en una herramienta de poder y, sobre todo, de manipulación del ciudadano. Los líderes políticos se refugian, así, en la cobardía.

Comentarios cerrados.