‘Gobierno exprés’ en Marruecos

J.L.Navazo./ Tal y como adelantó en exclusiva a CORREO DIPLOMÁTICO hace días el doctor Saâd Eddine El Othmani, presidente del Consejo Nacional del Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD), recientemente elegido por el Rey Mohamed VI para desbloquear la situación política y formar Gobierno, este va a constituirse “rápidamente” y los hechos así parecen confirmarlo.

En un tiempo récord, El Othmani ha tendido su mano a los partidos de la mayoría a la vez que calmaba las aguas en el seno de su propia formación política, que ha vivido un intenso choque emocional tras el cese por el Rey de su secretario general, Abdelilah Benkirán, como candidato a la jefatura gubernamental.

Confirmando la entrada en el gobierno de los partidos de la mayoría (RNI, UC, MP, PPS y USFP además del PJD) y algún independiente, tan solo quedan en la oposición el Partido de la Autenticidad y Modernidad (PAM), liderado por Ilyas El Omari y un dividido Istiqlal, el histórico partido de la Independencia, que afrontará crispado su pospuesto congreso el próximo mes de mayo en el que, con toda probabilidad, será obligado a dimitir su actual y controvertido secretario general, Hamid Chabat en beneficio de su oponente, Nizar Baraka.

Rápido pero prudente, el próximo Jefe de Gobierno poco se ha prodigado en declaraciones aunque según fuentes de CORREO DIPLOMÁTICO, El Othmani, ex ministro de Exteriores y Cooperación en el gobierno Benkirán I, quiere estructural un gobierno coherente y estable con intención de agotar la candidatura, aportando un aire fresco al nuevo ejecutivo. Así, se incorporarían al mismo varias mujeres mientras que el número de ministros podría reducirse a 30. Por el PJD, podrían ser nominados (a expensas del protocolario “visto bueno” real) repitiendo puesto aunque no cartera, Mustafá Ramid, Abdelaziz Rebbah y la hispanista Jamila El Moussali, incorporándose entre otros Amina Maa El Ainine, Fátima Hadji Choubani, Abdallah Bouanou y Abdelali Hami Eddine.

Podría recuperarse el puesto de ministro de Estado, para el que “suenan” los nombres de Mustafa Ramid (PJD) y Nabil Benabdallah (PPS), mientras que también se da por “ministrable” a Aziz Akhannouch (secretario general del RNI) especulándose con los nombramientos de Rachid Talbi Alami (RNI) y el tecnócrata independiente, Mohamed El Yaacoubi, actual Wali (Gobernador) de la nueva región Tánger-Tetuán-Alhucemas, quien pudiera ocupar la cartera de Interior. El también independiente y sufí Ahmed Taoufik, cualificado miembro de la cofradía Bouchichiya, podría mantenerse en el ministerio de Habús y Asuntos Islámicos. La USFP por su lado podría llevarse dos ministerios, entre ellos el de Familia.

En el desenlace de la crisis gubernamental que ha sufrido Marruecos durante cinco largos meses, ha sido determinante la fina e inteligente actuación del Rey Mohamed VI. Una crisis que se ha solucionado, de ello no cabe duda, con impulso soberano.