De Alhucemas a Tetuán: el grito del norte

JL Navazo/ Rabat./ Multitudinaria; pacífica; reivindicativa. La voz de un pueblo, el rifeño, que harto de miserias y represiones se echó pacíficamente a la calle, en Alhucemas, en Imzouren, en Beni Boufrah, en Nador… desde los primeros días del pasado noviembre reivindicando sus raíces y su dignidad. Desde entonces las manifestaciones, organizadas por el Movimiento Popular Rifeño (MPR), no han cesado de sucederse con una cadencia perfectamente planificada y ejemplarmente pacífica. Por el contrario y como también vivimos actores y observadores en 2011, durante los primeros pasos del Movimiento 20 de Febrero (M-20F), la reacción del régimen marroquí, al menos inicialmente, ha dejado mucho que desear con cadáveres incluso encima de la mesa como, sir más lejos, los de los cinco jóvenes de Alhucemas muertos en extrañas circunstancias en las instalaciones del Banco Chaâbi (Popular).

También ahora la presencia ciudadana en las calles fue respondida con la matraca y la abierta provocación, las latentes amenazas, el descarado chantaje y la intoxicación: ahí están como ejemplos las sonrojantes altercados organizados en Alhucemas durante el encuentro con el Wydad Casablanca, intentando arrojar la sombra del radicalismo sobre la población rifeña; o la actuación de bandas baltajíes, porras y machetes en mano, en Nador y el pasado 14 de mayo en Beni Boufrah, mientras las autoridades responsables en teoría del orden miraban zorrunamente para otro lado.

Ayer miércoles y este escribano del limes es testigo, Alhucemas estaba tomada policial y militarmente. Técnicamente ocupada y con la tensión mascándose en el aire. La proyección de fuerza del Estado marroquí era aplastante, desplazando incluso unidades militares. Todavía a eso de las 20 horas, al menos tres autobuses  con refuerzos policiales y un camión de servicios de la Sureté se acercaban a la ciudad a la altura de la playa de Isli (antigua Espalmadero).

Hoy jueves desde las 6 de la tarde Alhucemas, su pulso, sus calles, han sido “reconquistadas” por una ciudadanía que al menos recupera el bien más preciado del ser humano: su dignidad. Hoy es una fecha histórica a recordar en el Rif, pues marca con claridad meridiana un antes y un después. ¿Dónde están las unidades policiales, las militarizadas Fuerzas Auxiliares desplazadas para la ocasión…?; ¿los vehículos todoterreno, las dos tanquetas de agua, una de ellas con pala incorporada…? ¿Acaso el “enemigo” es una ciudadanía que, digna y serena, clama por sus derechos? Son ahora las 20.40 de la noche y la manifestación ha concluido, afortunadamente, sin incidentes. El régimen marroquí ha actuado prudente y con inteligencia, la policía se ha evaporado literalmente de las calles. ¿Incidentes, disturbios…? Ninguno. El servicio de orden organizado por la ciudadanía y el MPR ha sido impecable.

Mientras en la luminosa capital del Rif, Alhucemas, la población ha recuperado el espacio público, 285 kms. al este, en Tetuán, la Blanca Paloma de la Yebala saca también pecho denunciando la “hogra” (humillación). Más de cien familias, propietarias de 1.600 hectáreas en la margen derecha del río Martil ven atónitas como, vulnerando incluso la ley, una clase político-administrativa predadora y caciquil enquistada en las estructuras del Estado, pretende despojarlos de sus tierras, expropiándolas en nombre de unas pretendidas mejoras que no ocultan sino un vulgar y grosero pelotazo urbanístico, prohibiendo además expresamente a los afectados manifestarse públicamente.

Al tradicional frente del Sáhara Occidental (las Provincias del Sur para Rabat), se le están abriendo ahora al Neomajzén otros dos: uno en el norte, con el Rif como epicentro alcanzando Tetuán y otro al sur, en Ifni, donde desde 2005 la tensión no deja de crecer. Mientras, en la capital del Reino a orillas del caudaloso Bou Regreg las manifestaciones frente al Parlamento no dejan de organizarse, un día sí y otro también, creciendo la incertidumbre y los nervios entre una, en líneas generales, pesebrera y adocenada clase política que apenas se representa a ella misma. Legal obviamente el Parlamento marroquí lo es, pero con una legitimidad cuestionada pues en esta democracia censitaria apenas vota en las elecciones el 36% de la población. ¿A quién representan entonces los partidos políticos…? Por el contrario, hoy 19 de mayo en Alhucemas el que ha demostrado con creces su legitimidad, en una histórica manifestación, es el alegal Movimiento Popular Rifeño (MPR), que se ha cubierto de éxito con una masiva y multitudinaria acción sin precedentes que habría logrado convocar, según fuentes contrastadas por CORREO DIPLOMÁTICO, a unas 80.000 personas venidas incluso de otras partes de la región, manifestación apoyada incluso por las secciones locales de los partidos de la mayoría gubernamental como el Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD) y también de la oposición, como el Istiqlal (Independencia). Desde Casablanca la activa profesora Nabila Mounib, secretaria general del Partido Socialista Unificado (PSU), ha comprometido el apoyo de la Federación de Izquierda Socialista (FGD) a la manifestación de hoy. En cuanto al Jefe del Gobierno, el doctor El Othmani, hombre de talante tranquilo, sensible y honesto a carta cabal entre tanta harka de impresentables, no se me ocultan sus simpatías por una autonomía real y efectiva para el Rif.

Mañana viernes y hasta el domingo se celebran los congresos de la histórica Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), en Bouznika y del RNI, Encuentro Nacional de Independientes (de hecho un partido de la Administración), en El Jadida, liderado por el magnate Ajannouch, hombre fuerte en la sombra del actual gobierno y muy próximo a palacio. Se supone que algo tendrán que decir al respecto, ¡el Rif se ha ganado a pulso formar parte del programa!

Por su lado y sobre el terreno, es justo y oportuno reconocerlo, ésta vez el régimen ha respondido con cintura y perfil bajo. Se ha huido de enfrentamientos y no se ha blandido la tradicional matraca. Esta sin duda es la noticia, una buena noticia. Otra cosa son las comunicaciones, pues si algo tiene claro Rabat es su agenda mediática: internet está ralentizado e intervenido, los teléfonos pinchados y hay rumores e incluso indicios de que incluso estarían desapareciendo archivos y ficheros electrónicos de particulares.

Puede que a trompicones y entre las sombras de la incertidumbre, pero la transición política (aquí solo ha habido una evolución del régimen, notable ciertamente, pero evolución) parece querer abrirse un hueco al sol. La sociedad marroquí, harta del oportunismo y la manifiesta incapacidad de la clase política, quiera dialogar directamente con el Estado. Y el Rif está marcando la hoja de ruta. Puede que sea el momento de empezar a reconocer, con imaginación y coraje, que en Marruecos está naciendo una nueva etapa en la que quizás haya que empezar a pensar en “matar” al Majzén para salvar la Monarquía.

Haya salud.

Visto.

7 comentarios sobre “De Alhucemas a Tetuán: el grito del norte

  • el 20/05/2017 a las 14:33
    Permalink

    No es cierto MARRUECOS siempre ha sido un gran país de paz de tolerancia y de diversificación, los refiños reclaman separación . Pero la integración territorial no esta en cuestión los derechos son para todos los ciudadanos Marroquies y no solamente los del norte

  • el 20/05/2017 a las 18:20
    Permalink

    Lo de la tolerancia me lo reservo… Que Marruecos es un modelo si, pero solo dentro del ámbito arabomusulman. El único país que reconoce la libertad de conciencia y religión es Túnez, no Marruecos. Asumo lo que escribo y NO es mentira. ?Separatismo rifeño? Pues no, todavía no…. Salvo que el Majzén siga cometiendo crasos errores. Gracias

  • el 21/05/2017 a las 00:09
    Permalink

    Hay un Error ! Fue contra Wydad Casablanca no el Raja casablanca !

    • el 23/05/2017 a las 22:52
      Permalink

      ¡Corregido! Muchas gracias.

  • Pingback: El MPR en Madrid debate su estrategia tras las últimas detenciones en el Rif

  • Pingback: Alhucemas resiste

  • el 31/05/2017 a las 14:09
    Permalink

    Yo pienso el fracaso a la unidad territorial entre las tres regiones de Tanger, Tetuan ,Alhucemas ,es un fracaso politico del señor intocable Yakobi,es una grave trampa que nos crearon en nuestra parte del norte del pais ,para ello pido la dimisión de ese INACEPTABLE GOBERNADOR Y LLAMARLE LADRON DE GUANTE BLACO ,QUE SE VALLA A SU PUTA CIUDAD A GOBERNAR ..SALUDOS

Comentarios cerrados.