La huelga general del #Rif, en las redes sociales

Redacción./ La manifestación pacífica de ayer no sólo convocó a miles de personas en Alhucemas y otros puntos de Marruecos, sino que acercó las consignas y las reivindicaciones contra el gobierno de Rabat a los millones de rifeños en el exilio. Un espacio de comunicación de sobra conocido en el norte de África que empezó su actividad la jornada previa a la manifestación, con las imágenes del despliegue militar y policial en torno a la capital administrativa del Rif.

 

Pese al gran número de efectivos policiales, no se registraron incidentes en las horas previas a la concentración. Sin embargo, los negocios echaron la persiana y Alhucemas se fue convirtiendo en una ciudad desierta mientras la huelga general empezaba a tomar forma.

 

Los manifestantes se concentraron en la plaza de los Mártires, en el centro de la ciudad (decenas de miles de según los organizadores, cerca de 3.500 en palabras de las fuerzas de seguridad). Se escucharon consignas contra el majzen – el entorno cercano al monarca Mohamed VI -, contra la corrupción – “No son un gobierno, son una banda”-  y en memoria del pescadero Moshin Fikri, un joven que murió aplastado por una compactadora de basura cuando la policía requisó su mercancía y al que se considera el Mohamed Bouazizi marroquí.

 

El punto en torno al que giraba toda la concentración era la dignidad. Una dignidad que se transformaba en reivindicaciones concretas como mejores servicios sanitarios, la desmilitarización de la zona o el respeto por las tradiciones y la cultura amazigh.

También se convirtió en un pulso para el recién nombrado gobierno de Marruecos, que acusó a los rifeños de “separatistas” y que dieron pie a la convocatoria de la huelga por parte del líder del rifeño, Naser Zefzafi, en Nador la jornada previa.

Unas afirmaciones controvertidas incluso dentro de los partidos que forman la coalición gubernamental: las ramas locales del PJD (islamistas), USFP (socialistas) e Istiqlal (el partido que obtuvo la independencia) afearon a sus líderes en Rabat.

 

La manifestación arrancó a las 18.00 horas y se extendió hasta la noche. Banderas amazigh, cánticos y una tensión evidente pero sin incidentes estuvieron presentes en la más reciente, pero tal vez no la última, muestra de fuerza del Rif frente al gobierno de Rabat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *