El MPR en Madrid debate su estrategia tras las últimas detenciones en el Rif

  • La coordinadora se manifestará este viernes frente al Ministerio de Asuntos Exteriores de España

Fernando Sanz / Madrid./ Las recientes detenciones en la zona de Alhucemas – veinte en palabras del Procurador de Rey (fiscal) y decenas según fuentes locales – han impelido a los movimientos rifeños emigrados en toda Europa a cambiar su estrategia y acelerar el paso para obtener la atención de la opinión pública internacional.

Desde acampadas en la sede de la Comisión Europea en Madrid hasta la redacción de nuevos comunicados se han puesto sobre la mesa en la asamblea general ordinaria que se ha celebrado en el espacio autogestionado de La Tabacalera con la presencia de más de 60 simpatizantes y en el que también se ha valorado la reciente reunión del comité internacional que contó con representantes de toda Europa.

Un debate no exento de tensión (a diferencia de otros actos públicos, se ha pedido que no se grabara ni se difundiera a través de las redes sociales) en el que los cuatro comités que conforman la coordinadora del movimiento rifeño en Madrid trabajan para trasladar ‘el grito del norte’ a las instituciones, partidos políticos y otros actores sociales de España y la Unión Europea.

Uno de los portavoces del movimiento – por ahora, completamente horizontal y sin líderes claros – Said Masin El Farisi (provincia de Nador, 1983) ha señalado que su objetivo era plantear una hoja de ruta para sensibilizar a los madrileños sobre la situación que se vive en el norte de Maruecos. De hecho, su primera actuación tendrá lugar este viernes con una manifestación y posterior entrega de una carta en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

En el colectivo también se discute la posibilidad de trabajar a nivel europeo, con una manifestación coordinada en las principales ciudades del continente y llevar a cabo acciones tanto en el Parlamento Europeo como en el Congreso de los Diputados. “Se ha estado viendo de qué manera podemos trabajar en paralelo con los abogados de ONG como Amnistía Internacional para vigilar y visualizar lo que está sucediendo”, ha dicho.

El tercer objetivo de la asamblea de hoy era el de reorganizar la coordinadora para “incluir a gente joven, nuevas personas que hagan progresar el proyecto y puedan llevarlo a buen puerto”.

Nuevos arrestos

Como telón de fondos, los arrestos tras la fallida captura del líder del MPR, Nasser Zafzazi, hace dos días en Alhucemas. Algunos de los asistentes a la asamblea afirman que el número de detenidos supera el centenar y muestran vídeos del supuesto uso de gases lacrimógenos en Izmouren.

“Ha habido nuevas detenciones en Dar Drius y Nador y la cuestión es muy preocupante porque sabemos que se han llevado a seis de ellos a Casablanca”, ha afirmado. El Farisi ha destacado que los arrestos “han sido arbitrarios y que no se ha informado de las causas ni a los detenidos ni a sus familias”.

“Esto demuestra que Marruecos no respeta los Derechos Humanos, por mucho que haya firmado convenios y tratados al respecto. No entendemos esta actitud del Gobierno marroquí y vamos a apoyar al pueblo rifeño para conseguir lo que el Rabat y la propia Constitución ya nos reconocen. Parece que Marruecos vuelve a los años de plomo”, ha remachado.

Respecto a la acusación del Procurador del Rey de que los miembros del MPR reciben dinero del extranjero, El Farisi ha contraatacado al asegurar que “hemos estado 60 años financiando al gobierno marroquí con nuestras remesas y todavía no sabemos en qué se han gastado ese dinero. Seguimos sin recibir respuesta”, ha concluido.

 

Miembros de la coordinadora madrileña del movimiento rifeño, durante la asamblea general celebrada en el espacio autogestionado La Tabacalera (Madrid) .Foto: Fernando Sanz
Said El Farisi, uno de los portavoces de la coordinadora, durante la asamblea celebrada en Madrid. Foto: Fernando Sanz
Dos miembros de la coordinador madrileña del movimiento rifeño extienden una bandera histórica de la República del Rif durante la asamblea general celebrada hoy en La Tabacalera (Madrid), Foto: Fernando Sanz