Lloro por ti, Alhucemas

JL Navazo/ Tetuán./Mientras una delegación ministerial simbólicamente representada, mal presagio, por el ministro de Interior, Laftit, aterrizaba ayer lunes en el aeropuerto Cherif al Idrissi, levantado en la fértil vega frente a la bellísima bahía de Alhucemas, entre los ríos Ghiss y Nekor, casi enfrente de las negras arenas de la playa de Suani, la matraca majzeniana seguía abatiéndose, inmisericorde, sobre un Rif que se agita pacíficamente contra la hogra (humillación) y por su dignidad.

Ayer mismo y con diferentes ministros en la histórica capital del Rif, además de la presencia del presidente de la región Tánger-Tetuán-Alhucemas, Ilyas El Omari, eran detenidos por la policía el activista Yussef Amghar y el profesor y artista Ilyas El Moutawkil, éste último mientras asistía a un ciclo de formación docente, según pudo contrastar ayer noche CORREO DIPLOMÁTICO.

¿Era éste el “mensaje” que traía el ministro de Interior, Laftit, a una población que vive atemorizada por una represión, policial y mediática, inclemente?

Mientras, los ecos del Hirak rifeño no solo trascienden las fronteras de Marruecos, en España y el resto de Europa. Dentro del país la firme y pacífica lucha del Rif está logrando alcanzar una importante proyección, obligando a mover ficha a políticos y asociaciones afectas al régimen.

Si al parecer y según apuntan algunas fuentes, el propio Mohamed VI habría mostrado su disgusto al valido y consejero real Fuad Alí El Himma (ex ministro delegado de interior y fundador del Partido de la Autenticidad y Modernidad, PAM) por “errores” no ya en la gestión del dossier rifeño, sino en la información parcial que estaría recibiendo, en la reunión ayer de la secretaría general del Partido de la Justicia y el Des arrollo (PJD), presidida por Abdelilah Benkirán el Jefe de Gobierno, doctor Saâd Eddine El Othmani, no solo no habría logrado el apoyo en su gestión gubernamental, si no que habría sido censurado por “errores” cometidos en lo que al Rif se refiere. Finalmente, el jueves 15 de este mes y en Rabat se presenta, tutelado por personalidades de prestigio (Ahmed Assid, Boubker Largo, Mohamed Nesnahs, Jadiya Marouazi o Abdeslám Boutayeb, entre otros) un nuevo ente llamado Iniciativa cívica por el Rif (otras fuentes la llaman Iniciativa por Alhucemas), entre cuyos objetivos se encontraría la presentación de un informe y recomendaciones sobre los acontecimientos que, durante los últimos 7 meses, sufren la villa de Alhucemas y su entorno.

Alhucemas resiste, el Rif no se rinde y su agenda mediática está clara: pan y trabajo, dignidad y regionalización real, liberación de los presos políticos y fin de la hogra (humillación) sistemática que viene sufriendo la región desde la independencia de Marruecos, en 1956.

Lo terrible es que lo peor, si las manifestaciones del Hirak no cejan, posiblemente esté aún por llegar…. pasado el mes de Ramadán. El Majzén se está preparando, concienzudamente, para ello. Prueba de lo que se echa encima son esas inusuales cifras de daños, materiales y humanos, aportadas por la Policía marroquí y que EFE recoge: 300 agentes heridos y 276 vehículos dañados, desde el pasado 28 de octubre, con unos daños materiales de 1,3 millones de euros. La estadística no deja de ser un alucinógeno de masas y los datos hay que contextualizarlos e interpretarlos según de donde vengan. No hace falta recordar que CORREO DIPLOMÁTICO siempre se ha posicionado, tajantemente, contra la violencia y el independentismo, en Marruecos o en España. Pero para los marroquíes, los extranjeros conocedores de la tramoya del país y el cuerpo diplomático en general, el régimen del Majzén padece de un acusado déficit de credibilidad, lo que es vox pópuli. Estas peculiares cifras, que no se sostienen, solo están lanzadas para intentar crear el clima, las condiciones objetivas, que justifiquen la represión implacable que se está poniendo en marcha. Curiosamente, la Policía marroquí no informa (o no se atreve) de los indudables daños, humanos y materiales, entre la reprimida población rifeña.

Mohamed VI ha recogido de su padre, el sátrapa Hassan II, una herencia envenenada en el Rif. El rey de Marruecos es una persona inteligente y sensible, sabe bien que la política de la matraca no es la solución. Hay otra hoja de ruta que requiere, sin duda, de coraje. Pero no hay otra. Mohamed VI no puede permitirse el lujo de traspasar la pesada herencia del Rif al Príncipe Heredero. Y la Unión Europa con la vecina España en cabeza, bien haría en recordarle al Reino de Marruecos las líneas rojas que, en su calidad de socio preferente, nunca debería traspasar.

Marruecos es un país afortunadamente estabilizado, pero para nada estable. Su mayor debilidad y fuente de malestar no es otra que el régimen del Majzén, una lacra social y política que impide al país progresar y avanzar en su proceso democrático. De frente y por derecho, o a la rifeña: turi turi.

Lloro por ti, mi querida Alhucemas.

Haya salud.

Visto.

Fotografía: El cantante Ilyas detenido hoy.

Un comentario sobre “Lloro por ti, Alhucemas

  • el 17/06/2017 a las 14:13
    Permalink

    Yo también lloro por ti, Al-Hoceima
    Y por todos los pueblos ribereños del Mediterráneo, ese mare nostrum, de tod@s,
    que nos baña por igual.
    Que durante milenios ha alimentado nuestro espíritu!
    Alcemos nuestra voz en las tribunas,
    que se hagan oír por todo nuestro mar de Alborán.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *