[ACTUALIZACIÓN] Matan a 14 supuestos terroristas en tiroteo con policía en el este de Egipto

Redacción./ Las fuerzas de seguridad egipcias mataron hoy a 14 “terroristas” supuestamente involucrados en los últimos atentados en la península del Sinaí (noreste) en un tiroteo en la provincia de Ismailiya, junto al canal de Suez, informó el Ministerio de Interior. En un comunicado, el Departamento detalló que las fuerzas de seguridad se dirigieron al “campo de entrenamiento” de los terroristas en la zona de Kilo 11, en la citada provincia, y a su llegada los sospechosos abrieron fuego contra los agentes. A su vez, los policías respondieron y abatieron a 14 de los hombres, cuya identidad no ha sido revelada por Interior.

La nota señaló que las víctimas adoptaban el pensamiento radical del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que ha perpetrado numerosos atentados en Egipto a través de su filial en el país, y que estaban involucrados en los últimos atentados en el Sinaí. El EI reivindicó hoy el ataque con coches bomba contra tropas egipcias desplegadas en esa región, en el que al menos veintiséis militares murieron y veinte resultaron heridos.

Por otra parte, el Ministerio de Interior informó de la muerte de dos miembros del grupo armado los Brazos de Egipto-Hasm en la carretera de Dahshur, al sur de El Cairo, también tiroteados por las fuerzas de seguridad. Ese grupo asumió anoche la autoría del asesinato de un capitán de la Seguridad Nacional, los servicios de inteligencia internos de Egipto, en la provincia de Al Qaliubiya, en el norte del país.

Desde el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Mursi en julio de 2013, han aumentado en Egipto este tipo de incidentes en los que mueren sospechosos en tiroteos con las fuerzas de seguridad, que luego son calificados de terroristas por la Policía

Atentado en Sinaí

Esta acción militar responde al ataque perpetrado ayer por Deash en el que murieron al menos veintiséis militares egipcios y otros veinte resultaron heridos en un puesto de control de las tropas al sur de la ciudad de Rafah y próximo a la frontera con Israel. Entre las víctimas mortales había cinco oficiales y al menos dos entre los heridos, según informó una fuente a la Agencia EFE.

Esta misma fuente detalló que el ataque tuvo lugar en el puesto de control de la zona de Al Berz, ubicada al sur de la localidad de Rafah y próxima a la frontera egipto-israelí. Anteriormente, el portavoz de las Fuerzas Armadas, Tamer al Refai, había dicho que veintiséis uniformados habían fallecido o resultado heridos en el ataque perpetrado con “coches bomba”, sin especificar el número de víctimas mortales.

En un comunicado difundido a través de la página oficial de Facebook vinculada a la web de las Fuerzas Armadas, el portavoz no indicó cuántos vehículos ni el lugar exacto donde hicieron explosión. Al mismo tiempo, aseguró que las fuerzas gubernamentales consiguieron abortar otros ataques por parte de combatientes “takfirí” (radical) contra varios puestos de control al sur de Rafah.

En el transcurso de esas acciones, las tropas mataron a más de cuarenta terroristas y destruyeron seis vehículos. Según la fuente consultada por Efe, diez de los terroristas fueron abatidos por disparos de las tropas y los otros treinta por bombardeos de la aviación de guerra. Las fuerzas del Ejército y la Policía egipcias se enfrentan en la península del Sinaí (noreste del país) a grupos armados radicales, entre ellos la filial local del yihadista Estado Islámico (EI). Los ataques se han intensificado desde el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Mursi en un golpe de Estado militar en julio de 2013.

Desde entonces, los actos terroristas se han multiplicado en Egipto, no sólo en el Sinaí, y en general los objetivos son miembros de las fuerzas de seguridad o de la judicatura, aunque recientemente los cristianos coptos han sido blanco de cuatro sangrientos atentados, reivindicados todos ellos por el EI.

Imagen de archivo de 2008 de soldados egipcios en un paso fronterizo en Rafah. Foto: Mohammed Saber (EFE)