El Hirak, entre Salé y Gdem Izik

JL Navazo / Salé./ Salé, la vieja capital corsaria morisco-andalusí en la orilla derecha del caudaloso Bouregreg (supe de la ciudad por primera vez leyendo de adolescente Aventuras de Robinson Crusoe, de Daniel Defoe), frente a la aristocrática Rabat, luce aun sus soberbias murallas debatiéndose entre las brumas de la tradición y la incertidumbre de la modernidad. A una respetable distancia de la antigua medina se encuentra el Tribunal de Justicia (Mahkama), una novísima construcción funcional y bien equipada, de inconfundible aire arquitectónico y en la que este jueves se celebra un nuevo juicio contra los jóvenes islamistas de la Chabiba (Juventud) del Partido Justicia y Desarrollo que, en su cuenta de Facebook (Caballeros de la Justicia) del 19 de diciembre pasado, habrían simpatizado con el asesinato del embajador ruso en Ankara, Andrei Karlov, calificando de héroe y digno descendiente de los sultanes otomanos a su asesino, el policía turco Mert Altintas, si bien es verdad que una vez se desató el escándalo se apresuraron a borrar las publicaciones inculpatorias en las redes sociales. Vano esfuerzo porque internet siempre deja huella, solo hay que saber buscarla.

Denso periodo estival de importantes juicios: si el pasado lunes comenzaban las vistas previas de los jóvenes del Hirak (MPR), el jueves se veía el segundo juicio (aplazado el 15 de junio) contra los Caballeros de la Justicia, los citados jóvenes islamistas del PJD (partido antes y ahora en el gobierno) acusados de apología del terrorismo tras haber jaleado el pasado diciembre en su cuenta de Facebook el asesinato del embajador ruso en Ankara, mientras que el próximo 18 se celebrará el juicio de los luctuosos y oscuros sucesos del campamento saharaui de Gdem Izik.

El asunto de los jóvenes de Facebook ha levantado ya mucha polvareda, aunque este jueves en Salé las aguas están calmadas

En abril un grupo de al menos seis de ellos sin adscripción política concreta, según informaba EFE, fueron condenados por el Tribunal de Primera Instancia de Salé (el habitual en casos de terrorismo) a penas de entre 8 meses y 2 a 3 años por instigación para cometer actos delictivos y apología de crimen terrorista. En este de ahora, formado al parecer por nueve jóvenes encarcelados desde marzo según confirmaba a CORREO DIPLOMÁTICO uno de los abogados de la defensa, habrían sido condenados a entre 1 año (seis de ellos) y 2 años de prisión un tercero, además de 10.000 dirhams (poco menos de mil euros) de multa. El grupo había mantenido en prisión una huelga de hambre, suspendida a comienzos del mes de Ramadán a instancias del exjefe de Gobierno y secretario general del PJD, Abdelilah Benkirán, con quien el nutrido equipo de la defensa (se llegó a hablar de una cincuentena de abogados) habría mantenido más de un encuentro, mientras en la sede del Parlamento (y aun en la calle, frente al mismo) los diputados del partido mostraban a los jóvenes procesados su calor y apoyo, destacando en esta peculiar solidaridad la diputada y miembro del Consejo Nacional del PJD, Amina Maelainine, quien insiste en que se les ha aplicado la ley antiterrorista en lugar del código de prensa, mientras otros políticos advierten de que estos jóvenes son la élite de este país.

El juicio está muy reciente y tiempo habrá de volver con más datos sobre el mismo, solo reseñar las declaraciones en al3omk.com de uno de los abogados, Abdssamad Al Edrissi para quién el juicio, además de ser “muy duro, fue llevado a cabo por la ley del terrorismo cuando deberían haberse aplicado las leyes del periodismo”. Francamente no sabía que publicar en Facebook era periodismo, pero bueno, amén Jesús o si lo prefieren Ah Hamdulilah, total este escribano es agnóstico y librepensador o sea que me es inverosímil. En descargo de los jóvenes, los abogados de la defensa alegan su juventud, “sus emociones heridas” tras ver a niños muertos en la guerra civil Siria por la aviación rusa y el hecho de que, si bien el asunto fue muy seguido y apoyado en redes sociales, la justicia marroquí se habría fijado selectivamente en ellos por su adscripción política. Juzgue el lector en todo caso.

Curiosamente este asunto del asesinato del diplomático ruso fue también abordado, en su momento, por otro de los presos célebres del Hirak, el islamista El Mortada. Al contrario que los jóvenes Caballeros de la Justicia afines al neosalafista PJD, El Mortada, hombre de acendradas creencias salafistas sin ambages e imam durante tres años, arrestado el 10 de junio en Alhucemas, se habría desmarcado desde el primer momento del asesinato de Karlov, condenándolo públicamente.

Esta noche y mientras pongo a punto estas líneas, hay un amplio debate en las redes sobre la eventual concesión de la libertad provisional a la joven cantante rifeña Sylia Ziani. La segunda vista provisional de Nasser Zafzafi, prevista para este jueves, no ha tenido lugar vaya usted a saber por qué, mientras el líder del Movimiento Popular Rifeño (o del Rif, MPR) hace saber que el vídeo de la infamia del que es forzado protagonista y que fue filtrado a un medio de claras connotaciones seguritarias, fue grabado en la sede de la Brigada Nacional de Policía Judicial (BNPJ) de forma legal, otra cosa sería su filtración mediática violando tanto la instrucción judicial como el derecho a la intimidad del afectado, quien por lo demás habría clarificado a sus abogados que no habría sido golpeado ni en la sede policial ni en la cárcel de Oukacha, pero sí durante su forzado arresto.

Imagen de cuatro de los primeros condenados de los llamados ‘Caballeros de la Justicia’ de las Juventudes del PJD.

Volviendo a Salé, veremos las reacciones a la condena entre los líderes del Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD), los islamistas parlamentarios marroquíes, mientras el embajador asesinado en Ankara cría malvas y duerme el sueño eterno en las tierras de la Federación Rusa. Mutatis mutandis, estaría por ver la reacción de los políticos del candil si quién fuera y en cualquier país, asesinara a un embajador de Marruecos después de haberse emocionado por los muertos tras los continuados bombardeos de hospitales en Yemen durante la guerra civil en este país (desde 2015) por la aviación de la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí y en la que participaron las Fuerzas Armadas Reales (FAR) marroquíes con 6 aviones de combate F-16 (uno de ellos derribado y su piloto muerto), bombardeos sobre instalaciones hospitalarias denunciados en su momento por Médicos Sin Fronteras (MSF).

Las comparaciones, sabido es, son odiosas, pero ya veremos que pasa con las sentencias de los jóvenes del “Hirak” que están siendo juzgados en Casablanca. Y en cuanto al juicio de Gdem Izik, previsto para el 18 de julio (este escribano del limes estará en la querida Melilla), algo habrá que contar.

Contestando finalmente a ciertas inquietudes que nos han hecho llegar, en honor a la verdad debo advertir que CORREO DIPLOMÁTICO ha sido tratado amablemente (tampoco hemos tenido el menor problema en Alhucemas), más allá incluso de las meras formalidades corteses, en las sedes de los tribunales de Casablanca y Salé, salvo las lógicas limitaciones del guión. Si en Casablanca las vistas preliminares eran a puerta cerrada, en Salé este escribano junto con el fotoperiodista Fernando Sanz (delegado de este medio en Madrid y estos días por Marruecos) pudo acceder hasta la misma sala donde se celebraba el juicio, vigilada al menos con siete cámaras de vídeo y custodiada por entre doce y quince agentes de la policía (Dirección General de la Seguridad Nacional, DGSN) y las Fuerzas Auxiliares, cuerpo militarizado pero dependiente del ministerio de Interior. En la sala, sobre diez abogados (cuatro mujeres, dos de ellas sin hiyab) debatían animadamente entre sí, más adelante ya les contaré algún detalle tras hablar con uno de ellos, mientras poco más de cincuenta personas (familiares y miembros del partido del candil) seguían expectantes desde la bancada los pormenores del juicio. A la izquierda y separados por una gran caja de cristal unos cuarenta jóvenes la mayoría de aire salafí (vestimenta, barbas sin bigote…) eran llamados, periódicamente, a declarar.

Fuera, caía un sol de justicia.

Haya salud.

Visto.

2 comentarios sobre “El Hirak, entre Salé y Gdem Izik

  • el 15/07/2017 a las 10:39
    Permalink

    Como siempre, querido José Luis, vas al corazón de la Noticia. Sigues siendo el mejor experto de la realidad social de Marruecos y ello por tus muchos años estudiando su historia, leyendo su prensa, recorriendo sus tierras y hablando con todas sus gentes!

    Respuesta
    • el 16/07/2017 a las 08:49
      Permalink

      Muy halagado señor embajador y eficaz representante de la marca España! Fuerte abrazo desde Tetuán, Javier, para ti y tu esposa. Gran y afectuoso abrazo

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *