AI denuncia que 66 detenidos en las revueltas del Rif fueron torturados

Redacción/ Ceuta./ Amnistía Internacional (AI) denunció ayer que al menos 66 de los casi 200 detenidas a causa de las revueltas del Rif, en el norte de Marruecos, denunciaron que fueron sometidos durante su detención a la tortura y a otros tipos de maltrato.En un comunicado recogido por la Agencia EFE, AI instó a las autoridades marroquíes a realizar una investigación “imparcial, independiente y neutra” sobre esas denuncias y a anular las confesiones de los detenidos que fueron conseguidas mediante de la tortura.

“Estos manifestantes salieron a la calle para exigir justicia social y mejores servicios, pero fueron torturados y tratados con todo tipo de maltrato, como palizas, amenazas de violación, insultos y otras formas de maltrato”, declaró la directora de investigaciones para el Norte de África en AI, Heba Morayef. Añadió, en declaraciones recogidas hoy en un comunicado, que “es esencial que las autoridades investiguen minuciosamente estas acusaciones y que los probables autores de estos actos sean llevados ante la Justicia”.

La nota de AI explicó que desde mayo de 2017 la policía ha detenido a más de 270 personas, entre ellas activistas pacíficos y periodistas, como parte de las medidas tomadas por las autoridades para abortar la revuelta del Rif que estalló en octubre pasado en la ciudad de Alhucemas y poblaciones cercanas. “Muchas de estas personas han sido detenidas arbitrariamente y la gran mayoría de ellas todavía están detenidas. Muchas han sido condenadas ya a penas de prisión por cargos relacionados con manifestaciones”, precisó la ONG. Añadió que al menos 50 detenidos están siendo investigados por cargos relacionados con la seguridad del Estado, mientras que un activista, que se encuentra en libertad condicional, está investigado por terrorismo.

Marruecos forma parte de los tratados internacionales que prohíben la tortura y otros malos tratos, y está legalmente obligado a investigar todas las denuncias de tortura, llevar a los autores ante la Justicia y compensar a las víctimas. Esos tratados estipulan también que ninguna declaración obtenida bajo tortura será aceptada como prueba ante los tribunales.P

Por otra parte, AI dio la bienvenida al indulto que otorgó el rey Mohamed VI a 29 detenidos rifeños el pasado 29 de julio, con motivo de la fiesta del trono, pero calificó este paso de “insuficiente”. No obstante, instó a las autoridades a que liberen a todos los activistas rifeños arrestados por ejercer sus derechos políticos o su libertad de expresión.E

El trato de las autoridades a las protestas del Rif preocupa a los defensores de derechos humanos, y ayer la Asociación Marroquí de Derechos Humanos lamentó que la última manifestación de protesta en Alhucemas del 20 de julio, que fue duramente reprimida por las autoridades, se saldó con un muerto, cuatro heridos y al menos catorce condenas.

Las protestas del Rif estallaron en octubre de 2016 tras la muerte de un vendedor de pescado aplastado dentro de un camión de basura, lo que llevó desde entonces a la detención de casi 200 activistas. Los activistas rifeños exigen, además de la liberación de los detenidos, la construcción de una universidad y un hospital oncológico en la provincia de Alhucemas, así como puestos de trabajo y la “desmilitarización” de la zona

***

CORREO DIPLOMÁTICO no puede ofrecerles esta información desde el terreno porque su director, José Luis Navazo, con residencia familiar en Tetuán desde hace 17 años,  fue expulsado de Marruecos sin explicaciones y sin poder recuperar su equipo.