El Hirak se endurece en París

Fernando Sanz/ París/ El Movimiento Popular Rifeño (MPR) o Hirak al Shaabi se transforma en cada marcha y en cada concentración. Y puede que la de ayer en París no haya sido la más numerosa hasta la fecha, con la participación de 700 personas, pero sí ha supuesto un endurecimiento el discurso respecto a etapas anteriores.

En primer lugar, a las habituales críticas al Majzén – la red clientelar que corroe todo el sistema político marroquí – se han personalizado en la figura del rey Mohamed VI. Se habló de la “dictadura alauíta”, de “un gobierno de ladrones” y se representó a la situación del país con una vieja bicicleta francesa… montada por un hombre ataviado con una chilaba tradicional blanca y un fez de color granate.

El cantante Jalil Izri explicó que la bicicleta era el capricho de un rey que no cuidaba de su pueblo, un rey que quería estar a la moda de las costumbres europeas pero que no contaba con sus ciudadanos. De hecho, Europa estuvo muy presente en la marcha que salió de la plaza de la Bastilla y culminó en la plaza de la República, a los pies del monumento que celebra los valores revolucionarios franceses: libertad, igualdad y fraternidad.

Los miembros franceses del MPR, tal vez por jugar en su propio campo, criticaron duramente a su presidente, Emmanuel Macron, por apoyar al régimen marroquí y limpiar su imagen ante la opinión pública internacional. Un reproche que se hizo extensivo al resto de países de la Unión Europea.

Sin embargo, la mayor parte de las palabras que dirigieron a España fueron de solidaridad con el pueblo catalán y la ciudad de Barcelona, por el doble atentado terrorista en el que una célula yihadista acabó con la vida de 14 personas e hirió a más de un centenar, el primero en España desde el 11 de marzo de 2004.

“El pueblo catalán y el pueblo rifeño está de luto por el terrorismo que machaca a nuestros pueblos. Les decimos a los enemigos de la libertad, la vida y la democracia que seguimos unidos en nuestra lucha pacífica. ¡Visca Cataluña! ¡Viva el Rif”, afirmó el militante de Hirak en Gerona, Yamal Ahmed Amar. De hecho, los organizadores de la manifestación y muchos activistas lucían crespones negros, así como se podían ver carteles con muestras de afecto a Cataluña y a la ciudad de Barcelona.

La presencia catalana también se hizo muy evidente en París. A las tradicionales banderas Amazigh y de la República del Rif (1921-1927) se les unieron decenas de banderas independentistas catalanas (cuatribarrada con un triángulo azul y una estrella blanca) y al menos un centenar de simpatizantes del MPR procedentes de Barcelona y Gerona. Además, se pudo ver una pancarta de apoyo al Rif con el logo de la CUP de San Feliu de Guíxols, donde Ahmed Amar también es militante.

Yamal Ahmed Amar, del MPR, leyó un comunicado en solidaridad por los atentados de Cambrils y Barcelona. Foto: Fernando Sanz

Los rifeños en la diáspora no se olvidaron de sus tradicionales reivindicaciones económicas, sociales y culturales, así como la eliminación del decreto real que considera Alhucemas y su entorno zona militarizada. Sin embargo, antepusieron cualquier demanda a la liberación de Nasser Zafzafi y del resto de presos políticos, siempre presentes en carteles y camisetas. También los “mártires” rifeños: Mochine Fikri, aplastado por una trituradora de basura cuando la policía arrojó a ella el pescado que iba a vender en diciembre de 2016; Imad Attabi, muerto tras recibir un impacto directo de un bote de gas lacrimógeno en la cabeza en la gran manifestación de Alhucemas del 20 de julio, y Abdelhadif Al Haddad, muerto varios días después por la inhalación de gases.

En la marcha también participaron representantes del MPR procedentes de Bélgica, Países Bajos y Alemania, así como algunos exiliados rifeños en Europa.

 

Un comentario sobre “El Hirak se endurece en París

  • el 22/08/2017 a las 19:04
    Permalink

    viva rif sin corrupcion ni corruptos

Comentarios cerrados.