Hirak rifeño, una cuestión discutida desde México

[CORREO DIPLOMÁTICO publica una breve reseña de la mesa redonda ‘El Movimiento Popular Rifeño del norte de Marruecos, en perspectiva’ celebrada el 17 de agosto en Ciudad de México]

Miriam F. Gómez/ Ciudad de México./ El Centro de Estudios de Asia y África del Colegio de México, ubicado en capital azteca, organizó la mesa de diálogo: “El Movimiento Popular Rifeño del norte de Marruecos, en perspectiva” en la que investigadoras mexicanas y españolas analizaron la actual situación política y social del Rif desde una perspectiva multidiscilplinar.

Tras la bienvenida, la Dra. I. Sánchez contextualizó la situación presente en el Rif, enfatizando su historia de abandono por parte de Hassan II, hasta los tiempos de Mohamed VI, así como la relación de los partidos políticos con la monarquía, culminando con un breve análisis comparativo del movimiento rifeño con el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en México, señalando que para el Hirak rifeño, “no se defiende una única y exclusiva clase social, los líderes dejan de ser concebidos como los depositarios del movimiento y son compañeros o voceros, se trata pues de un programa creado desde abajo y a la izquierda” y el uso y lucha de, y por, una memoria colectiva.

La Maestra B. Mesa consideró al Hirak como una continuidad del 20 de Febrero y de diversos movimientos que han tenido lugar en Marruecos desde la independencia (1956), señalando que si bien, “se ha querido hacer ver ante la opinión pública a los ciudadanos que reivindican una diversidad cultural particular como ciudadanos de tercera, acusándoles y estigmatizándolos de separatistas o independentistas”, no se ha logrado que el pueblo vea a los rifeños como tales, gracias a la presencia e importancia de las redes sociales en el movimiento.

Gómez, alumna de la Lic. en etnología de la ENAH, elaboró una crónica del movimiento, desde sus inicios con la muerte de Mohsin Fikri, comparando lo sucedido con Mohamed Buazizi en Túnez y el inicio de las llamadas primaveras árabes. Hizo un recorrido por las demandas del movimiento y el desarrollo de las protestas, así mismo compartió información sobre su trabajo de campo en Alhucemas y el tema de la autonomía, una idea con mayor presencia en la diáspora y no propiamente en el Rif. Entre otras particularidades del Hirak, señaló la importancia que ha tenido la presencia de las mujeres y la solidaridad que ha permitido la continuidad por más de nueve meses del movimiento.

Posteriormente F. Ramírez presentó algunos mapas históricos, indicando que si bien, no existe una delimitación clara del Rif como región, ésta se ha definido tradicionalmente con base en el territorio que abarcó la llamada Republica Rifeña (1921-1926), que se consolidó cuando las 70 tribus de la cadena rifeña, bajo el liderazgo de Abd el-Krim El Khattabi, vencieron al ejercito colonial español. De igual forma, ilustró a los asistentes sobre la configuración tribal del Marruecos precolonial, señalando los trabajos etnográficos de David Montgomery Hart (1976) y Ernest Gellner (1969), explicando a qué se refieren los conceptos de Blad-l-Majzén y Blad-l-Siba, o las tierras de gobierno y las tierras de desorden o disidencia tribal, de las cuales era parte el Rif. Por otra parte, señaló que aunque la organización tribal ha sufrido grandes transformaciones, existen algunas instituciones sociales que permiten la emergencia de estructuras solidarias que, según su opinión, permiten que se mantenga una cohesión entre los rifeños de Marruecos y los de la diáspora, aunque existe una diferencia entre cómo se vive y se piensa de un lado y otro del Mediterráneo. Tras indicar ésta diferencia, se pregunta ¿qué sucede en la Unión Europea y cuáles son los intereses que están en juego?, y ¿cuáles serán los efectos de la presión ejercida por los rifeños a la UE?

Cartel de la mesa diálogo sobre el Rif en el Colegio de México.

L. Planet cerró la mesa con sus aportaciones del Hirak observado desde España, donde hay una gran presencia de migrantes. Indica que las mujeres son quienes llevan el liderazgo del movimiento y si bien, están “acompañadas de sus hombres”, ellas tienen una mayor presencia, pues se han dedicado a entretejer relaciones con la sociedad civil, lo cual ha permitido un mayor apoyo de la misma. Ahora, ¿cómo responde España?, por una parte, la sociedad civil ha apoyado, aún sin saber bien de la causa, sólo por solidaridad y de lado del Gobierno, se ha presentado la causa ante el Parlamento, sin embargo, éste ha tomado el papel de “ven y cuéntame” y entre los partidos, algunos se han solidarizado, pero menciona que la estrategia que ha tomado el movimiento se queda corta al solicitar el apoyo sólo de los partidos que ya estaban convencidos en brindarlo. Igualmente, nos recordó que el movimiento en Marruecos se ha mantenido gracias al apoyo económico de los migrantes en Europa, que son quienes sostienen a las familias cuyas cabezas se encuentran presos o son perseguidos.

Para cerrar, hubo una sesión de preguntas en donde se expresó la importancia de la transparencia en la información y comunicación que ha habido en las redes sociales, la extensión y apoyo del movimiento en Rabat y Casablanca y se concluyó con entusiasmo, que los rifeños no se rendirán hasta conseguir las legítimas demandas económicas y sociales que han reivindicado, ni se conformarán como en 2011, y al lograrlo darán una lección y oportunidad para que Marruecos logre una mayor democracia y mejoras sociales y económicas de diversa índole, pues los rifeños luchan por Marruecos, no sólo por el Rif.  De igual modo se enfatizo que el Hirak no es un movimiento separatista, sino un movimiento pacifico.

En éste optimismo, se esperaba el indulto del Rey para los presos políticos y líderes del Hirak, sin embargo, en últimas noticias, vimos no estuvieron entre los 415 que han recibido su gracia, sabemos que de no lograr la liberación de los mismos y las mejoras solicitadas, el Hirak continuará y en palabras de A. Planet, “El Rif saldrá adelante”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *