Marruecos contesta informe del Rif de HRW y defiende a su policía y jueces

Rabat/EFE/.- El Gobierno de Marruecos defendió la labor de su policía y de sus jueces en las protestas que durante meses han sacudido la región norteña del Rif, en un comunicado en el que rechazó un reciente informe de la organización Human Rights Watch (HRW) dedicado a la gestión de la crisis en ese lugar.

El comunicado, firmado por la delegación interministerial de derechos humanos, considera que el informe de HRW, emitido el pasado día 6, se basa “en acusaciones y errores sin fundamento”, y que adolece de “falta de profesionalismo e independencia”, en un nuevo desencuentro entre el Gobierno de Rabat y la organización con base en Nueva York.

El informe de HRW, que interpelaba directamente al rey Mohamed VI por su defensa cerrada del trabajo de la policía en el Rif en un discurso, se hacía eco de las acusaciones de tortura policial a los rifeños y criticaba a los tribunales marroquíes por su tendencia a emitir condenas “sobre la base de confesiones dudosas”.

En su respuesta de hoy, el Gobierno insiste en “el espíritu de responsabilidad de las fuerzas (de seguridad) para garantizar la paz y la seguridad”, y añade que “no acepta que una organización internacional que pretende defender los derechos humanos desacredite de forma sistemática la independencia e imparcialidad de la justicia marroquí”.

En los últimos años, el Gobierno marroquí ha entrado en polémica abierta en numerosas ocasiones con HRW y con Amnistía Internacional, y es habitual que conteste públicamente todos sus informes, generalmente muy críticos con el estado de las libertades en Marruecos.

Como consecuencia, el Gobierno ha prohibido de facto las misiones de ambas organizaciones sobre el terreno y la visita de sus investigadores, y aunque Amnistía Internacional mantiene abierta una oficina, se dedica únicamente a publicitar su trabajo fuera del país magrebí.

Con respecto a las protestas del Rif, el comunicado de hoy afirma que hay 244 rifeños perseguidos por la justicia, de ellos 185 presos y 59 en libertad provisional, aunque los abogados de la defensa elevan hasta 340 la cifra total de condenados, juzgados y detenidos. EFE