Jordania frustra conspiración terrorista

JL Navazo / Ceuta. Las fuerzas de seguridad jordanas, según informa la agencia oficial de noticias Petra, han logrado detener a 17 yihadistas de Estado Islámico (EI o DAESH en su acrónimo árabe) que pretendían organizar una gran cadena de atentados a lo largo del país desde noviembre del año pasado, siendo entregados al Tribunal de Seguridad del Estado  acusados de “tenencia ilícita de armas, promoción de la ideología terrorista y conspiración para cometer actos terroristas”.

Según el Departamento General de Inteligencia, las células terroristas desmanteladas intentaron atentar contra unidades militares y de seguridad, además de objetivos civiles y clérigos islámicos moderados.

La búsqueda de financiación para cometer los atentados, mediante el robo de vehículos y atracos a entidades bancarias en las ciudades de Zarka y Ruseifa, habría facilitado su detención.

Más de medio millón de sirios se encuentran refugiados en el país, lo que además de representar el 10% de su población supone una fuente importante de inestabilidad.

No es la primera vez que el terrorismo yihadista ha intentado atentar en el pequeño reino, si bien esta vez las fuerzas de seguridad jordanas han logrado evitar lo peor. No fue así hace poco más de un año, el 18 de diciembre de 2016, donde una célula terrorista de Estado Islámico (EI) asesinó en Karak, al sur del país a 15 personas (entre ellas una turista canadiense, dos civiles y doce policías) antes de ser eliminados, mientras que a primeros de enero, las fuerzas de seguridad jordanas lograban arrestar a 350 sospechosos asestando un duro golpe a la infraestructura terrorista.

El 4 de marzo del año pasado eran ejecutados en la horca 15 hombres, 10 de ellos acusados de “ser miembros de una célula terrorista” y los 5 restantes de “crímenes horribles, incluidos violaciones”.

El Reino Hachemita de Jordania (Transjordania hasta 1950), país fundado tras la I Guerra Mundial e independiente desde el 25 de mayo de 1946, es un estado de raíz beduina, pero con un 80% de la población de origen palestino, entre ella la misma reina Rania casada con el actual soberano, Abdullah II, hijo del fallecido rey Hussein. Desde el punto de vista islámico, los Hachemitas son los legítimos custodios de los Santos Lugares del Islam (La Meca y Medina), de los que fueron expulsados por la Dinastía de los Saud, reinante actualmente en Arabia Saudí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *