Rajoy se baja al moro

Spread the love

JL Navazo / Ceuta. Parece inevitable abordar en unas líneas algún comentario, que seguro no le va a gustar a ninguno de los actores políticos lo cual me es inverosímil, no es mi problema, sobre el nuevo gobierno de la Nación, el del presidente, legal y legítimo, Pedro Sánchez. Por consiguiente.

Sí, legítimo y legal porque el presidente Sánchez no ha entrado por la puerta de atrás como brama, resentido, el PP. El PSOE ha activado una moción de censura prevista en la Constitución que le salió bien aun cuando algunos de sus socios, y me refiero en concreto para que no hay dudas a los fascioracistas del independentismo catalanista, nos repugnen. A muchos en el PSOE también. Pero la política es la política: no, es no, claro, pero a veces también puede ser sí, del mismo modo que sí, es sí, pero a veces también puede ser no. Digo. Política, el sucio arte de lo posible. En esa Europa de la que tanto habla el PP, desde el fin de la II Guerra Mundial en 1945 la llegada al gobierno en muchas democracias parlamentarias es por vías distintas a las elecciones. Y eso significa estabilidad. Estabilidad política. En España y el resto de Europa. Por lo demás y en el nuevo ejecutivo socialista, el presidente Sánchez ya ha marcado distancias con los xenófobos catalanistas con dos carteras específicas, destacando a mi juicio uno de los valores más activos del nuevo gobierno, Josep Borrel, a quien tuve oportunidad de conocer y saludar hace ya muchos, pero muchos años de mano de la entonces directora general de Medio Ambiente (y también ex directora del Jardín Botánico de Madrid), Concha Sáinz. Borrell en la cartera de Exteriores es una buena noticia, al menos no estará sutilmente chantajeado por Marruecos como lo estuvo Margallo ni es un mindundi y un pelele como Dastis. Europeista convencido y flagelo del racismo xenófobo e independentista catalán, Borrel ha dado siempre la cara. ¡Bravo Josep, qui vols qui ti digui! El punto más flojo del nuevo gobierno socialista es la ministra María Jesús Montero, aunque con ello el presidente Sánchez haya querido hacer un guiño a sus compañeros del cortijo andaluz. Francamente da mal rollo que una ex consejera de la Junta de Andalucía en los gobiernos de ese par de pájaros que fueron Chaves y Griñán (sobre todo el primero), activa en la etapa del robo de los “ERES”, que ha dejado tiritando a la sanidad andaluza y ha freído a los andaluces a impuestos, sea ahora nuestra ministra de Hacienda. No, Pedro, no compañero, ahí te has equivocado. Por lo demás, muy logrado el mensaje a Bruselas (recibido) y el nuevo rumbo en las energías renovables, anulando el rajoniano impuesto al Sol, ¡hay que ver Mariano, hay que ver!

En cuanto a la agenda exterior, si continúa la tradición desde los tiempos del expresidente y millonario Felipe González Márquez (“Isidoro” el del puro habano y la chaqueta de pana se lo montó muy bien en el mundo de los negocios), el primer viaje del nuevo Presidente español al exterior sería al proceloso, inestable, impredicible e inquietante Reino de Marruecos, el vecino y presunto amigo del sur, aunque por agenda a Pedro Sánchez le toca ir a Bruselas los próximos 28 y 29 de junio a la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, volviendo a la capital europea los días 11 y 12 de julio para asistir a la cumbre de la OTAN, donde coincidiría con el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, el populista Donald Trump. Señalaría sobre la marcha que, sin minusvalorar la gran importancia de las relaciones con Marruecos, nuestro gran socio estratégico en la orilla sur del Mediterráneo sería Argelia. Sin Argelia difícilmente sobreviviríamos, el gas se impone, pero sin Marruecos podemos vivir. Y en muchos casos, mejor. Rabat es, en último caso, prescindible, Argel no. También el nuevo ejecutivo, al ministro Borrel se lo voy a escribir, debería interesarse y dulcificar la concesión de visados a familiares de los presos políticos del “Hirak del” Rif,  resistiendo al desvergonzando chantaje del régimen marroquí. España, sin inmiscuirse más allá de lo necesario, no puede seguir mirando a otro lado mientras el Rif, clave en nuestra azarosa historia compartida, sufre y languidece, agoniza con centenares de sus hijos encerrados, bajo el dogal del brutal estado de sitio impuesto por Rabat. Actualmente, el líder de los presos de conciencia rifeños en palabras de Amnistía Internacional, Nasser Zafzafi se encuentra, junto a 18 de sus  compañeros, aislado en una celda de la cárcel de Ukacha y en huelga de hambre desde el pasado 23 de mayo. Que lo sepas, presidente Pedro. Y cuando viajes a Marruecos que no te tomen el pelo, menos rollo moruno y tu presidente cariñoso pero claro, al pan, pan y al vino, vino. Con los derechos humanos por delante y en tu agenda reforzar y potencial la agencia EFE, que los marroquíes con su agencia de prensa MAP, en clara expansión en España, no se cortan un pelo. Reciprocidad presidente, clave en unas relaciones bilaterales sanas. Con los derechos humanos por delante y que no te confundan, porque falsos y engatusadores (y hablo del régimen majzení, no de los marroquíes, para el pueblo mi profundo respeto), hábilmente envolventes, lo son, vaya, luego flu flu y a las pruebas me remito. Marruecos es un espejismo, no te creas ni la mitad de lo que te dicen. Y además el país está en riesgo de implosión. Chuia chuia pero de forma irreversible, el chiringuito hace aguas por todas partes.

En cuanto al PP, rompamos dos justas lanzas por el herido partido de la gaviota, deseándole una pronta y sana regeneración. Tras la salida de Rajoy yo apostaría para la secretaría general por la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, esa pequeña gran mujer y no por la Cospedal (del tal Nuñez, el presi de la Xunta de Galicia, ni entro ni salgo), que está tocada del ala y todo puede acabar saliendo, aunque desde luego no tan tocada como otro manchego, el sociata (me niego a escribir socialista) y naturalmente presunto corrupto, presunto muy pero que muy corrupto, José Bono, ex ministro de Defensa para más inri, ej que…. cuyo inmenso patrimonio vaya usted a saber de dónde ha salido y que deja como un chisgarabís al patrimonio del, presunto también, corrupto Zaplana. Soraya está limpia, tiene coraje y sale además del gobierno muy pero que muy bien informada, después de estos años saboreando jugosas perdices. Volviendo al gobierno Rajoy, le ha tocado una etapa muy difícil y hay que reconocer que sacó a España, ciertamente con un alto coste, pero las cosas son como son, del despeñadero económico en el que dejó a la Nación el tal Rodríguez Zapatero, de quien no voy a escribir ni una coma porque no hace falta y quien finiquitó incluso las reservas de oro del Banco de España. Rajoy se fue también dejando estos días la tasa de paro más baja, con ser alta, de nuestra reciente historia políticaeconómica. Donde el político gallego estuvo flojo, cuando no cobarde, fue con la tardía y pacata aplicación del 155 en Cataluña, escabullendo el bulto todo lo que pudo y dejando el trabajo sucio en manos de la judicatura, que ha hecho todo lo que estaba en su mano demostrando una vez más que, si en España los gobiernos no funcionan o lo hacen mal, el que sí funciona es el Estado. Y eso siempre es una garantía.

Con todo si en algo coinciden ambas formaciones políticas, PP y PSOE, es en intentar mantener el quebrado bipartidismo, cerrando el paso a los izquierdistas de Podemos (hoy día un partido más del sistema) y sobre todo a los centristas de Ciudadanos, que amagan ambos con abocar a un sano y necesario multipartidismo. Al respecto es particularmente interesante la lectura del artículo de Muñoz Bolaños, que se reproduce a continuación.

https://www.elespanol.com/opinion/tribunas/20180601/rajoy-no-dimitio-censurado/311838820_12.html

Sobre los nacionalistas a varias bandas y su habitual e indecente chantaje, parece necesario su reacomodo en una segunda cámara (Senado mismamente) tras una reforma constitucional. En el Parlamento, partidos con representación nacional. Y punto. Basta de obscenos peajes políticos. Y mucho menos presiones como la del títere racista elevado a la presidencia de la Generalitat, ¡si el Muy Honorable Tarradellas levantara la cabeza!, el tal Quim Torra, sobre cuyos indecentes exabruptos xenófobos la Fiscalía tendría que haber actuado de oficio.

Y aquí lo dejo de momento, porque tal y como va el circo mediático los únicos que no merecen estopa, los pobres, son los dos leones de la puerta del Congreso, de rancio sabor tetuaní.

Archivo Wikipedia

Por lo demás y sobre el castizo titular permítanme un poco de humor e ironía, en este caso con sabor marroquí, muy logrado con una eficaz y doble andanada, tanto contra el alter ego de Don Tancredo, el ex presidente Mariano Rajoy y la clamorosa corrupción en el seno del PP, como contra el Parlamento marroquí, ayuno de autocríticas y en el que sería inviable cualquier investigación seria y solvente sobre la muy corrupta clase política del país y no digamos del propio Majzén. En síntesis, parlamentarios marroquíes (en la esquina de la izquierda, sonriente y con chilaba amarilla se ve a mi amigo Abdelaziz Rebbah, del PJD, ministro de Energía y alcalde de Kenitra) le dan la bienvenida a Mariano como uno más, quien pese a lo que le ha llovido encima aparece tan lozano como siempre. Y en la Toja ya me entienden.

Reproduzco a continuación el original en árabe ………

y su traducción ……….

Disfruten con ello.

Como posdata y matizo, porque hay mucho lelo e indocumentado por ahí fuera, el término “moro” es histórico y muy honroso, antiguos habitantes de la Mauritania Tingitana. O si lo prefieren, de nuestro rico cancionero medieval: “¡Abenámar, Abenámar, moro de la morería, el día que tu naciste grandes señales había!”

Haya salud.

Visto.