Ceuta y la Formación Profesional: cinco graves errores de la Dirección Provincial de Educación, Deportes y Cienci

Spread the love

Ceuta / Alfonso Pérez. En síntesis, porque con los tiempos abiertos con el nuevo gobierno veremos si hay o no cambios al respecto.

En cuanto a los graves cinco errores del hasta la fecha Sr. Director Provincial de Educación Ciencia y Deportes de Ceuta, que ha cometido con referencia a la Formación Profesional, serían los siguientes:

1º No valorar la relevancia de la Formación Profesional en la formación de los jóvenes ceutís. ¿Cómo si no se puede explicar que cerrara el único ciclo formativo que, en ésta ciudad, se ocupaba de las energías renovables dejando a los jóvenes ceutíes fuera de este campo tan de actualidad? La formación profesional está en clara pujanza sobre la formación y el futuro de nuestra juventud no solo a nivel de Ceuta, si no a nivel de todo el Estado. La FP debe ser promocionada y mimada, no olvidada y menospreciada. A poco que nuestro Director Provincial se hubiese interesado por este tipo de enseñanza no habría cerrados ciclos a cambio de abrir otros, realizando gastos inútiles trasladando ciclos formativos  sin equipar y sin los recursos necesarios, desvistiendo un santo para mal tapar a otro.

Además no ha tomado contacto con el ministerio de Defensa, a pesar del interés de la administración militar en la formación de la tropa. ¿Desidia o incompetencia?

2º No cumplir sus compromisos. EL Sr. Director Provincial de Educación, decidió cerrar el ciclo de Frío y Calor, congelándolo durante un año para reactivarlo. Bien, pues no solo no ha cumplido este compromiso, si no que el equipo que puso al mejor nivel de la formación de los jóvenes de esta ciudad, con premios y con alto índice de  empleo, ha sido desmantelado como si tal cosa, como si en lugar de un éxito se tratara de un baldón. Los ciclos formativos no se reactivan cerrándolos si no, estando en plena ejecución, adaptándolos y cambiando si es necesario sus medios y métodos. Este Director Provincial no ha  valorado  los sistemas que unos usan, por si la experiencia es susceptible de ser acogida por otros docentes o centros.

3º No considerar Marruecos como una oportunidad para los jóvenes de Ceuta. A nadie se le escapa que gran número de los alumnos de Formación Profesional tienen familiares en el vecino país, conocen su idioma, su cultura e idiosincrasia. Por otro lado solo con cruzar  la frontera de El Tarajal se aprecia un país en construcción,  y como tal es una oportunidad. El argumento en contra sería el de: “No vamos a formar jóvenes para que se aproveche otro país”. ¿Es acaso mejor tener jóvenes sin formación y parados en Ceuta, que jóvenes ceutíes formados y con trabajo, exportando al país vecino  tanto conocimientos como tecnología y lengua?  Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en lo que se refiere a los jóvenes de Ceuta más del 60% de los menores de 25 años se encuentran en paro.

4º No hacer caso a sus asesores. La Formación Profesional tiene tres aspectos relevantes:

  1. La capacitación reglada de jóvenes con dos mil horas de formación.
  2. La ocupacional.
  3. Y la promocional.

¿Por qué  la Dirección Provincial de Educación abandona la formación promocional de las personas que están trabajando, cambiando el horario a la mañana provocando con ello que este colectivo abandone? ¿Acaso puede haber un asesor de formación profesional que avale con su opinión este tipo de medidas? Si se ha hablado hasta la saciedad que los alumnos más jóvenes se motivan con el ejemplo, al ver a trabajadores que están estudiando para promocionarse en su puesto de trabajo.

5º No ser riguroso en el cumplimiento de la ley. Ha permitido la contratación y la impartición de clases de profesores no idóneos, tanto en la formación profesional de los ciclos formativos, como en el de la Formación Profesional Básica (FPB); no ha vigilado  que los recursos que el Legislador ha previsto para la formación Profesional vaya a ésta; ha permitido gastos a lo tonto, cerrando tipos de enseñanza equipados por otros por equipar, o hacer traslados que no vienen a cuento de especialidades. Tampoco se ha preocupado en comprobar que los recursos, digamos ordenadores por poner un ejemplo, están en las debidas condiciones y cumplen el cometido para el que están previstos.

Este Director Provincial de Educación ha dejado la Formación Profesional de Ceuta en peores condiciones de lo que la encontró. Y si una parte del cuerpo se daña, el cuerpo entero está dañado. Con esta forma de dirigir la Formación Profesional, no es de extrañar que haya algún o algunos Directores de IES (Institutos de Enseñanza Secundaria) que hagan de su capa un sayo.

Plaza de los Reyes en Ceuta. Archivo CCOO

Así estamos y así seguimos. ¿Habrá ahora cambios al respecto? Ya veremos. Ojalá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *